Expertos checos ayudan a montar el Museo de la Aviación de Irak

05-12-2016

La República Checa tiene a un grupo de asesores militares en Bagdad que adiestran a soldados y pilotos iraquíes. En su lucha contra el llamado Estado Islámico, Chequia suministra municiones a los combatientes de dicho país, así como equipos médicos. Ahora los expertos checos se han sumado a un programa para la creación del Museo de la Aviación de Irak.

 El helicóptero Mi-4 que utilizaba Sadam Husein, foto: ČT24 El helicóptero Mi-4 que utilizaba Sadam Husein, foto: ČT24 La inauguración del Museo de la Aviación de Irak tardará todavía algún tiempo. No obstante, el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas iraquíes considera que es importante empezar cuanto antes, ha tomado cartas en el asunto, y para el efecto pidió ayuda a Chequia.

Las improvisadas instalaciones del museo se encuentran por el momento en la base militar Hasan Ala en Bagdad. Uno de los entusiastas del proyecto es el asesor Milan Mikulecký, enviado al lugar por el Ministerio de Defensa checo.

Milan Mikulecký, foto: ČT24Milan Mikulecký, foto: ČT24 “En momentos en que transcurre un conflicto armado regular en Irak, el jefe de las Fuerzas Armadas dio la orden de que se conserven artefactos de la historia militar iraquí”.

El museo dispone de unas 11 polvorientas aeronaves que necesitan de mantenimiento y conservación. Entre las piezas más atractivas destaca la aeronave utilizada por Sadam Husein, dijo Mikulecký a la TV Checa.

 El Museo de la Aviación de Irak, foto: ČT24 El Museo de la Aviación de Irak, foto: ČT24“Este es el helicóptero del antiguo gobernante del país. Aquí tenemos un Hawker Hunter británico, un avión suizo Pilatus de entrenamiento y un Mig-19 fabricado en Checoslovaquia, en Aero Vodochody”.

El helicóptero Mi-4 que utilizaba Husein fue fabricado en la Unión Soviética en 1952 para usos militares y civiles. Los servicios de inteligencia de EE.UU. lo conocían como Tipo 36, mientras que la OTAN le llamó Hound A. El Mi-4 fue la respuesta soviética al H-19 Chickasaw que utilizó la aviación estadounidense en la guerra de Corea.

Unos 10 técnicos se encargan ahora del mantenimiento y renovación de las aeronaves en la base militar de Bagdad.

Talib Fadel, foto: ČT24Talib Fadel, foto: ČT24 Talib Fadel, director del futuro museo, explicó que la situación de la seguridad va mejorando por lo que desea trasladar a la nueva institución más aviones desde otras bases iraquíes.

Los promotores del Museo de la Aviación de Iraq esperan que la futura exposición albergará unas 40 aeronaves, y se cuenta con la participación activa de historiadores y especialistas en la restauración de aviones militares de la República Checa.

05-12-2016