Expertos checos ayudan desde hace 15 años en misiones civiles en el exterior

07-07-2017

Afganistán, Kosovo, Ucrania y Palestina son algunos de los países en los que se desempeñan o desempeñaron expertos checos en el marco de proyectos civiles de ayuda internacional. En 2017 se cumplen 15 años desde que especialistas de Chequia salieran por primera vez en una de esas misiones.

Misión civil en Armenia, foto: Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores/ OSCE/ Urdur GunnarsdottirMisión civil en Armenia, foto: Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores/ OSCE/ Urdur Gunnarsdottir Unos 250 peritos de la República Checa trabajaron a partir de 2002 en programas de ayuda de la Unión Europea, o la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en diversos países de varios continentes. Se trata de expertos de un sinnúmero de sectores, desde policías, jueces y médicos, hasta especialistas en robótica o informática, por ejemplo.

La activa participación en las misiones civiles representa una de las prioridades de la política exterior checa, como recalcó en entrevista para Radio Praga Petr Gajdůšek, secretario del Ministerio de Relaciones Exteriores.

”Los programas de ayuda en el sector civil son considerados en general como un importante instrumento de la política exterior y de seguridad checa y también europea. Consisten en el envío de profesionales checos y de otros países a las regiones que consideramos importantes desde el punto de vista de nuestra seguridad. Nuestro interés se centra en países de Asia, África y también en Europa, y abarca tanto a Kosovo como Georgia”.

Petr Gajdušek, foto: Ondřej TomšůPetr Gajdušek, foto: Ondřej Tomšů Especialistas del sector civil checos ayudaron por ejemplo en Ramallah, Palestina, a formar un nuevo sistema judicial y también a resolver problemas relacionados con la violencia doméstica. Petr Gajdůšek señaló que esta forma de cooperación beneficia a las dos partes.

”El aporte de estas misiones para la República Checa y para los países en cuestión es doble. En primer término, desde el punto de vista político, la ayuda es una muestra de solidaridad de la República Checa y de los demás países que toman parte en una misión concreta y de su disposición de asumir parte de la carga que aqueja a los pueblos en crisis. Además, Chequia se ha ganado respeto internacional por su participación en este tipo de programas. Y en segundo lugar está la cuestión de la seguridad. El aporte en este sentido es la colaboración para conseguir la estabilidad en las zonas de conflicto y una contribución para prevenir el surgimiento de nuevos conflictos”.

Misión civil en Ucrania, foto: OBSE, CC BY 2.0Misión civil en Ucrania, foto: OBSE, CC BY 2.0 Su experiencia personal de una misión civil en el extranjero en el marco de la OSCE la compartió con Radio Praga Věra Ivanovičová, quien trabajó en los años 90 en Kosovo y hace tres años formó parte de la misión de observadores en la ciudad ucraniana de Járkov.

”Fue en el período que siguió a la revuelta de Maidán y aunque todavía seguían ocupadas algunas instituciones regionales en Lugansk y Donetsk, yo creía que la situación se iba a tranquilizar paulatinamente. Confiaba en ello en base a mi experiencia de Kosovo y estaba convencida que el país funcionaría como un Estado de derecho y que la OSCE ayudaría en la edificación de las instituciones democráticas. Pero en Ucrania reinaba una gran tensión y corrían rumores de que las tropas rusas pronto entrarían en Járkov. Entonces comprendí que la situación no era nada favorable. Seguía en televisión los combates junto a Slaviansk y cuando mostraron un letrero en la carretera que indicaba la distancia de 147 kilómetros de allí a Járkov, sentí escalofríos”.

“Las misiones civiles representan una forma efectiva para la solución de conflictos y para estabilizar la situación en zonas de crisis. Gracias al hecho de que sus integrantes trabajan directamente en el lugar del conflicto, pueden ayudar a los Gobiernos locales a buscar la mejor solución, conducente al restablecimiento de la paz y la prosperidad. La Unión Europea organizó en 2016 diez misiones civiles que ofrecieron unas 700 conferencias de capacitación para más de 800 gerentes de alto y medio nivel de la Policía, Tribunales, ministerios de Justicia y del Interior, incluyendo los mismos ministros”, Kenneth Deane, encargado de las 10 misiones de la Unión Europea en Europa, Asia y África.

Como apuntara Petr Gajdůšek, las misiones civiles se llevan a cabo sobre todo en países políticamente inestables o de bajo nivel de vida. Cada uno de los programas de ayuda representa un desafío. Pero los proyectos más exigentes son los que se ponen en práctica en los países donde hay conflictos armados.

Chequia desea incrementar su participación en proyectos internacionales

En el marco de las misiones la República Checa se especializa sobre todo en el sector de justicia y en otros asuntos de carácter social y científico, especificó Petr Gajdůšek.

"En el marco de la llamada colaboración de transformación, en el año 2016 por ejemplo, hemos participado en la realización y el financiamiento de 69 proyectos. Ayudamos a impulsar el periodismo y a formar agencias de noticias independientes, o a instaurar la igualdad en la participación de los ciudadanos en la política, en Birmania. En 2016 hemos destinado unos 2.300.000 euros a proyectos en apoyo a la democracia y los Derechos Humanos, que son los prioritarios para nosotros en las misiones de colaboración en la transformación”.

Actualmente unos 50 profesionales checos cumplen tareas en las misiones internacionales en el extranjero. Como recalcó Gajdůšek, Chequia participa en unas 500 organizaciones internacionales y está dispuesta a incrementar su participación en proyectos de ayuda civil, ofreciendo a sus médicos, expertos en derecho y política exterior, así como a policías y observadores electorales. Actualmente cinco expertos policiales checos ayudan en Irak en programas de capacitación de integrantes de las fuerzas de seguridad de ese país.

07-07-2017