Exposición sobre dos músicos judíos "Tonos silenciados"

15-05-2003

En el Museo Judío, en Praga, fue inaugurada recientemente la exposición "Tonos silenciados", que tiene por objetivo acercar al público a la vida y la obra de los destacados músicos judíos Gideon Klein y Egon Ledec, que durante la Segunda Guerra Mundial perecieron en los campos de concentración nazis.

La aplastante mayoría de los documentos expuestos se presenta al público por primera vez. La colección incluye correspondencia, partituras, programas de conciertos, así como valiosos manuscritos que fueron donados al museo por los parientes más cercanos de los dos músicos.

Según destacó la coautora del proyecto, Anita Franková, la exposición se destaca por presentar, sobre todo, el período anterior a la deportación de los dos músicos al ghetto judío de Terezín, Bohemia Central.

"El Museo Judío no se dedica por primera vez a Gideon Klein y Egon Ledec. Sin embargo, las exposiciones anteriores fueron dedicadas mayormente a la estancia de los dos músicos en Terezín. De manera que el público tiene la oportunidad de familiarizarse, por ejemplo, con las condiciones familiares, la niñez y la juventud de ambos artistas", dijo Anita Franková.

Gideon Klein tuvo un extraordinario talento. Ya durante su juventud se convirtió en un músico reconocido. Pronto comenzó a componer. Estudió piano y composición en el Conservatorio de Praga. Ofreció numerosos conciertos y su arte interpretativo fue altamente valorado por la crítica. A sus 22 años fue deportado al ghetto de Terezín. Tres años más tarde fue asesinado en el campo de concentración Fürstengrube.

Egon Ledec fue un talentoso violinista. Estudió en el Conservatorio de Praga. Fue miembro y más tarde solista de la Orquesta Filarmónica checa. También se dedicó con éxito a la composición. Tras pasar varios años en el ghetto de Terezín, Egon Ledec pereció en las cámaras de gas del campo de concentración de Birkenau después de cumplir 55 años.

15-05-2003