Extremistas que planeaban ataque contra tren podrían recibir cadena perpetua

07-05-2015

Hasta a cadena perpetua podrían ser condenados los extremistas que, según la Policía, planeaban perpetrar un ataque contra un tren en la República Checa. Otras dos personas detenidas en la redada policial están acusadas de no denunciar el delito, mientras que el último extremista es inculpado de posesión ilegal de armas.

Foto ilustrativa: Kristýna MakováFoto ilustrativa: Kristýna Maková En una redada realizada la semana pasada en varios lugares de la República Checa, la Policía detuvo a seis personas y confiscó un sistema explosivo en un apartamento en la ciudad de Brno – Královo Pole.

Según el informe policíaco, los detenidos planeaban “interrumpir gravemente el transporte público del país”. En concreto tenían previsto atacar con cócteles mólotov un tren de carga con material militar o con automóviles en la vía que une Praga y Pilsen.

La portavoz de la Fiscalía Municipal de Praga, Štěpánka Zenklová, confirmó que tres de los detenidos se encuentran actualmente en prisión preventiva.

“Están acusados de planificar ataque contra tren y poseer ilegalmente un arma de alcance masivo, incautada durante el registro domiciliario”.

Por estar la investigación en curso, la portavoz rechazó ofrecer más detalles acerca de sus intenciones o dar a conocer la nacionalidad de los detenidos.

Según el servidor lidovky.cz, los extremistas son miembros de la ‘Red de Células Revolucionarias’, inspirada supuestamente en los grupos radicales de izquierda alemanes, según dijo el analista de seguridad Jan Schneider.

Jan Schneider, foto: YouTubeJan Schneider, foto: YouTube “En Alemania existió algo parecido a una fracción de las Brigadas Rojas, que podía servirles de ejemplo. Sin embargo, esta sección no dirigía la violencia contra la gente, sino contra las granjas y puertas de peaje, por ejemplo, jamás contra la vida. Así que en este caso se trataría de cierta radicalización, que no se puede descartar, por supuesto”, indicó.

La Policía sospecha que miembros de este grupo son además responsables de ataques incendiarios del pasado contra un automóvil policial, una comisaría y una puerta de peaje.

Tres de los detenidos, acusados de planear el ataque terrorista, podrían ser condenados a cadena perpetua y confiscación de bienes. El acusado de poseer armas ilegales podría ser condenado a cinco años de prisión, mientras que las dos personas que no denunciaron el delito podrían ser encarceladas por tres años.

07-05-2015