Federico Smetana- genio musical con trágica vida personal- 4ta parte

23-02-2004

Estimados amigos, en la serie de Radio Praga transmitida en el marco del Año de la Música Checa, les ofrecemos el último capítulo dedicado a Federico Smetana. En septiembre de 1866 Smetana fue nombrado director titular de orquesta y jefe artístico de la ópera del Teatro Provisional de Praga. El compositor estaba en el auge de sus fuerzas creadoras. Él mismo lo comentó: "Con muy buen ánimo logro componer sin interrupción hasta durante seis horas y creo de manera tan fácil, rápida y feliz que de una vez compongo medio acto".

En medio de desbordante actividad, Smetana compuso la ópera Dalibor, por su contenido, expresión musical y el impacto sobre la vida del compositor, la más trágica ópera dramática de Smetana. El estreno de Dalibor tuvo lugar el 16 de mayo de 1868, el día de la colocación de la primera piedra del Teatro Nacional de Praga. La acogida de la ópera fue fría.

El compositor consideraba "Dalibor" como la obra más valiosa de su creación, pero sus enemigos la tacharon de burda imitación del compositor alemán Ricardo Wagner y acusaron a Smetana de ser un traidor de la cultura checa. Los adversarios del compositor desencadenaron un auntético infierno. Empezó el vía crucis de Federico Smetana en el que el sufrimiento síquico desembocaría en un martirio físico.Acosado por ataques cada vez más feroces, empezó a componer la ópera solemne "Libuse",pero una vez terminada en 1872 la guardó en la gaveta.

En marzo de 1874 Smetana dirigió el exitoso estreno de su ópera "Las dos viudas" que se caracteriza por sus cualidades melódicas, pero las trágicas consecuencias de la tensión nerviosa no se hicieron esperar:el 20 de octubre de 1874 Smetana fue afectado por la sordera total. El compositor perdió el oído a los 50 años. ¡Era sordo,pero en su alma podía oír una maravillosa música! Sin poder jamás escucharlos, Smetana compuso su inmortal ciclo de poemas sinfónicos "Mi patria".

Simultáneamente compuso la ópera "El beso". Por falta de recursos, el compositor tuvo que abandonar su aparamento en Praga, mudándose a Jabkenice, la casa donde vivía con su marido la hija de Smetana, Zofie. En Jabkenice Federico Smetana compuso sus dos últimas óperas "El secreto" y "La pared del diablo".

El estado de salud del compositor empezó a empeorar dramáticamente a partir de 1882. El 12 de mayo de 1884 murió después de grandes sufrimientos en un hospital para alienados. El pueblo checo le rindió funerales nacionales. El legado de Federico Smetana sería retomado por los compositores de las generaciones posteriores y en el extranjero, su obra sería el sinónimo de la entrañable música checa.

23-02-2004