Ferroviarios entraron en huelga de advertencia

17-03-2006

Los ferroviarios checos se declararon este jueves en huelga. La mayor parte de los trenes dejó de circular durante media hora. Los maquinistas protestaron de esta manera contra el borrador del Código de Trabajo.

Foto: CTKFoto: CTK Las líneas ferroviarias quedaron paralizadas en un 80 por ciento en todo el territorio de la República Checa. Los trenes llegaban con retrasos de hasta 20 minutos como consecuencia de la huelga de advertencia iniciada al mediodía.

El motivo de la huelga es el descontento entre los trabajadores del ferrocarril con el borrador del Código de Trabajo. Este permite a la empresa de Ferrocarriles Checos formalizar contratos colectivos solamente con la mayor asociación sindicalista. Los maquinistas ven, por tanto, limitadas sus posibilidades a la hora de negociar con la patronal.

El ministro de Transportes, Milan Simonovský, apremió a los sindicalistas por perjudicar el renombre de los Ferrocarriles Checos:

"No me gusta que los sindicalistas aprovechen de la empresa de Ferrocarriles Checos y de los pasajeros para lograr sus exigencias. Además amenazan con realizar huelgas también en el futuro, lo que pone en peligro a Ferrocarriles. Su directiva deberá tomar severas medidas para impedir a que los pasajeros sean rehenes de los sindicalistas". Foto: CTKFoto: CTK

Así declaró Simonovský y añadió que los Ferrocarriles Checos podrían pedir una indemnización, sin embargo, falta que se haya emitido una declaración clara sobre la desaprobación de la huelga.

Los ferroviarios consideran su huelga como exitosa y están dispuestos a iniciar otra, esta vez de duración ilimitada, de no ver cumplidas sus exigencias. El borrador del Código de Trabajo está pendiente de ser ratificado por el Senado.

17-03-2006