Fracasa privatización de la empresa química

01-10-2002

La privatización del consorcio químico checo Unipetrol se postergará. La empresa Agrofert, que ganó el año pasado la licitación convocada por el Gobierno, quiere anular el contrato y el Estado no cobrará los aproximadamente 360 millones de euros ofrecidos por el ganador del concurso.

Andrej Babis, Jefe de la compañía Agrofert, rechaza pagar por Unipetrol el precio acordado previamente alegando que el consorcio tiene en la actualidad menor valor que a principios de este año, cuando fue concertado el contrato.

Los motivos principales del descenso del precio del Unipetrol son, según la empresa Agrofert, los malos resultados del consorcio en este año causados por la desfavorable situación existente en el sector petroquímico, así como por los daños producidos por las inundaciones que afectaron también a algunas sucursales de la compañía.

Jaroslav Dedic, portavoz del ministerio de Hacienda, señaló que sobre la anulación de la privatización tiene que decidir el Gabinete.

"El Ministerio de Hacienda propondrá al Gobierno que anule los resultados de la licitación en el caso de Unipetrol, y seguidamente el Ministerio de Finanzas junto con el de Industria prepararán una nueva propuesta de procedimiento de privatización."

El Gobierno tiene dos posibilidades, si anula el contrato concluido con la empresa Agrofert: seleccionar a una de las empresas que participaron en la licitación inicial, o convocar un nuevo concurso.

Los analistas coinciden en que en el caso de que el concurso se repita, habrá que volver a auditar el consorcio y que es muy probable que el precio por el mismo descienda.

El Estado fracasa ya por segunda vez en un corto período con una privatización. El año pasado nadie estuvo dispuesto a pagar por la Empresa Energética Checa el precio fijado por el Gobierno.

01-10-2002