Gigantes de la telefonía móvil se enfrentan en la República Checa

16-03-2005

El gigante de la telefonía móvil Vodafone anunció que comprará el operador telefónico checo Oskar. Los expertos estiman que semejante transacción podría beneficiar a los usuarios.

En la República Checa, país con diez millones de habitantes, se disputarán el mercado de la telefonía móvil dos de la mayores compañías multinacionales Vodafone y T-mobile.

Tras arduas negociaciones Vodafone anunció que decidió comprar el operador checo Oskar y el rumano Mobifone por tres mil quinientos millones de dólares.

Los especialistas destacan que hasta la fecha los usuarios siempre se han visto beneficiados con la entrada de Vodafone a los diferentes mercados de telefonía móvil.

El experto checo Peter Bártek, sostiene que aunque el mercado checo se encuentra un tanto saturado, la entrada de un gigante semejante siempre es de beneficio para los usuarios. Vodafone es una de las empresas que dispone de las mejores tecnologías en el mundo de la telefonía móvil.

La operación todavía tiene que ser aprobada por la Comisión Europea, porque ha de evitarse la violación de las normas entorno al surgimiento de monopolios.

La otra noticia en cuanto a los operadores de telefonía indica que al mercado checo podría sumarse la compañia francesa Orange. Público en general y expertos en la materia esperan que la entrada al país de grandes empresas multinacionales lleve a la reducción de tarifas y a la mejoría de los servicios.

Las estadísticas demuestran que los checos son grandes usuarios de los teléfonos ya que el número de teléfonos móviles supera el número de habitantes del país.