Gobierno a favor de prohibir el tabaco en espacios públicos

12-01-2005

El gobierno checo apoya la prohibición de fumar en espacios públicos. El oposicionista Partido Cívico Democrático critica el borrador de la respectiva ley que sigue sin ser aprobado por el Parlamento.

El gobierno presentó por primera vez el borrador de ley sobre la prohibición de fumar ya en abril de 2003. En diciembre, tras ser sometido a la segunda lectura en el Parlamento, la aprobación del borrador fue paralizada por iniciativa del democristiano Partido Popular. El gobierno decidirá sobre su entrada en vigor a partir del mes de febrero.

"La implantación de esta medida es sólo cuestión de tiempo. Hay que tomar en cuenta que no se trata de una medida orientada contra los fumadores, sino de una medida para proteger a los no fumadores", comentó al respecto Katerina Langrová, responsable del proyecto "Línea telefónica para dejar de fumar".

La ley prohibe fumar en los medios de transporte colectivo, en los andenes, escuelas y otros espacios públicos que no disponen de salas de fumar o de un sistema de ventilación suficiente. Los partidarios de la prohibición argumentan que la República Checa gasta cada año mil millones de euros en tratamientos contra enfermedades causadas por el tabaco. Sin embargo, el Parlamento debe evaluar el impacto de la ley sobre la venta al por menor, según propone el democristiano Partido Popular.

"En los países donde se implantó la prohibición de fumar se comprobó que la ley es económicamente ventajosa también para los patrones de los restaurantes ya que cada fumador que no viene a su restaurante corresponde a dos no fumadores que aprovechan gratamente los servicios de un restaurante para no fumadores", indicó Katerina Langrová.

El opositor Partido Cívico Democrático, no obstante, somete el borrador a críticas a largo plazo. El ministro de Sanidad en la sombra, Tomás Julínek, considera muy duras las medidas antitabaco tomadas por la Unión Europea en Irlanda y recientemente en Italia. El ministro Julínek propone realizar campañas masivas gestionadas por el Estado con la participación de personalidades de la vida pública. Tampoco comparte la opinión de la Unión Europea sobre la implantación de ese procedimiento en toda la Europa. Además, el Partido Cívico Democrático sostiene que la ley causará problemas no solamente a los fumadores, sino también a los propietarios de bares y restaurantes.

12-01-2005