Gobierno apoyará a los hogares que aprovechen aguas pluviales

27-04-2017

El Ministerio de Medio Ambiente ofrecerá un apoyo financiero a los checos que aprovechen aguas pluviales para el funcionamiento de su hogar. En las regiones más secas del país, los interesados recibirán cientos de euros para adquirir depósitos de retención de precipitaciones y sistemas de limpieza de retretes, entre otros.

Foto ilustrativa: CC0 / PixabayFoto ilustrativa: CC0 / Pixabay El ministerio de Medio Ambiente decidió entregar casi cuatro millones de euros para apoyar a los habitantes de las regiones más secas de la República Checa que deseen aprovechar las aguas pluviales, como lo está haciendo por ejemplo Pavel, radicado en la región de Řevnice, en Bohemia Central, que aprovecha las precipitaciones para regar el jardín.

“Las aguas pluviales las retengo en el jardín en tres barriles de 300 litros. En los aleros tengo válvulas que mantienen el agua adentro. El agua la traslado luego por medio de un tubo a los barriles”, dijo.

Solo en Praga se utilizan anualmente 12.000 millones de litros de agua potable para evacuar los retretes.

Se espera que la mayoría de solicitantes pidan ayudas para la retención de agua. No obstante, el Estado ofrecerá apoyo financiero para sistemas más complejos para limpiar los aseos o para la purificación de aguas residuales. En este caso el apoyo podría ascender a unos 4.000 euros, según el ministro de Medio Ambiente, Richard Brabec.

Richard Brabec, foto: Filip Jandourek, ČRoRichard Brabec, foto: Filip Jandourek, ČRo “Lógicamente, la gente tendrá mayor interés por los sistemas más fáciles que suele comprar ya hoy día, incluso sin los apoyos estatales. Me refiero a los grandes depósitos de aguas pluviales que resultan rentables de todas formas”, indicó.

El agua será cada vez más preciada en el futuro, por lo que las ayudas financieras estatales para el aprovechamiento de las precipitaciones fueron aplaudidas por expertos como Petr Sklenička, de la Facultad del Medio Ambiente de la Universidad Agrícola.

Foto ilustrativa: CC0 / PixabayFoto ilustrativa: CC0 / Pixabay “Al techo de una casa caen anualmente entre unos 700 y 1.000 hectolitros de precipitaciones. La mayoría de esta agua podría ser retenida y utilizada para regar o ayudar a saturar las aguas subterráneas. Es un gran deber que tenemos por delante. Por el momento no hemos logrado hacer mucho en este sentido”, mencionó el experto.

El consumo diario de agua en la República Checa asciende a 130 litros por persona, según datos de la Oficina de Estadísticas.

27-04-2017