Gobierno aprueba "discriminación positiva" para los gitanos

14-04-2006

El Gobierno checo aprobó un documento para la integración a largo plazo de la etnia gitana a la sociedad. Sin embargo, los proyectos sociales relacionados carecen de eficacia.

En la reunión del Consejo de Ministros de este miércoles se aprobaron varias formas de "discriminación positiva" para buscar la integración de los gitanos a la sociedad checa. Según el documento los niños gitanos podrán asistir a cursos preescolares de la escuela primaria para lograr una mejor integración. A su vez, los estudiantes gitanos de la secundaria gozarán de subvenciones y el Estado pondrá a disposición a asesores que ayudarán a los gitanos a buscar trabajo. En el documento se señala que dichas medidas deberían regir por más de veinte años para que surtan efecto.

"Sin medidas a largo plazo nunca lograremos integrar a los gitanos a la sociedad", matizó Czeslaw Walek, secretario del Consejo para los Asuntos de la Comunidad Gitana.

"A pesar de la existencia de las medidas, la situación social de los gitanos empeoró, principalmente a nivel de la familia. Asimismo las organizaciones que se dedican a la integración gitana se quejan de la falta de los recursos financieros para los proyectos de integración", explicó la jefa de Emisiones de la Radiodifusión Checa para la minoría gitana, Anna Poláková.

La iniciativa gubernamental para promover la integración gitana puede irse a pique tras las elecciones parlamentarias de junio. Resulta que el opositor Partido Cívico Democrático, rechaza la "discriminación positiva" de los gitanos.

"Las medidas deberían favorecer a todos los ciudadanos de las clases sociales más afectadas y no sólo a la etnia gitana", argumenta Alena Páralová del Partido Cívico Democrático.

"Si el ganador de elecciones no contempla en su programa la cuestión social, todos los proyectos orientados a la discriminación positiva de la etnia gitana carecerán del apoyo gubernamental," opinó Anna Poláková, jefa de las Emisiones de la Radiodifusión Checa para la minoría gitana.

El Gobierno checo se plantea también el objetivo de que, de aquí al 2025, los representantes gitanos logren presencia en los sectores sociales de mayor influencia.

14-04-2006