Gobierno busca imponer reforma de las finanzas públicas

25-09-2003

Paso a paso, el Gobierno checo logra imponer en el Parlamento la reforma de las finanzas públicas. La oposición y los sindicatos quedan desilusionados.

La Cámara de diputados aprobó este miércoles, en segunda lectura, todo el paquete de once leyes. Gracias a la unanimidad de voto de los 101 diputados de la coalición gubernamental, la oposición no logró imponer ninguna propuesta de enmienda de la reforma, señaló el ministro de Finanzas, Bohuslav Sobotka.

"En la sesión fueron presentadas varias enmiendas. Sin embargo, hay que consultarlas con expertos y también en los comités parlamentarios", subrayó el ministro Sobotka.

Vladimir Spidla, foto: CTKVladimir Spidla, foto: CTK Sobre el destino de la reforma se decidirá en la tercera y final lectura que, según lo previsto, tendrá lugar este viernes o martes próximo.

La reforma de las finanzas públicas representa la manzana de la discordia entre el Gobierno y la oposición. Los diputados del opositor Partido Cívico Democrático tienen previsto tumbar al Gobierno y lograron que este viernes se votará en el Parlamento una moción de censura al Gobierno. En este caso, el derechista Partido Cívico Democrático puede contar con el apoyo de la izquierda, afirmó el vicepresidente del Partido Comunista, Miloslav Ransdorf.

"Los diputados comunistas apoyarán la moción de censura al Gobierno. No obstante, no deseamos unas elecciones anticipadas, tal como se lo propone un grupo de ilusionados denominado Partido Cívico Democrático".

El primer ministro, Vladimír Spidla, está seguro que la oposición carece de suficiente fuerza para lograr la caída del Gobierno. También los politólogos coinciden que el Gobierno pasará por esta prueba y obtendrá la confianza de los diputados.