Gobierno checo repartirá cien mil ejemplares de la Constitución Europea

19-05-2005

El Gobierno checo distribuirá gratuitamente entre los ciudadanos más de cien mil ejemplares de la Constitución Europea. Una versión abreviada de la Carta Magna Europea será publicada como suplemento en algunos diarios checos. El programa de la campaña informativa gubernamental antes de la ratificación de la Constitución Europea fue aprobado este miércoles.

En Luxemburgo se están imprimiendo 50 mil ejemplares de la Constitución Europea en checo, informó la directora del departamento gubernamental para la Unión Europea, Petra Masínová.

"Suponemos que dos o tres camiones con la Constitución Europea arribarán a la República Checa en el transcurso de junio. A la vez encargaremos la reimpresión de la Constitución aquí en la República Checa. Es decir, al principio tendremos a disposición aproximadamente cien mil ejemplares, y seguidamente vamos a pedir más según las necesidades".

Mientras que los ejemplares imprimidos en Luxemburgo los paga la Unión Europea, los demás correrán a cuenta de la campaña gubernamental sobre la Constitución Europea. Su presupuesto para este año es de 80 millones de coronas, es decir unos 2,7 millones de euros. En 2006 el Gabinete piensa destinar para los mismos fines hasta cuatro millones de euros. A modo de comparación, España invirtió en la campaña anterior al referéndum sobre la Constitución de la Unión Europea más de cinco millones de euros.

Primer Ministro checo, Jirí Paroubek (Foto: CTK)Primer Ministro checo, Jirí Paroubek (Foto: CTK) Para el Primer Ministro checo, Jirí Paroubek, la adopción de la Carta Magna Europea es un asunto primordial. En una entrevista para la BBC indicó que los adversarios checos de la Constitución Europea no podrán contar con ningún apoyo financiero. Después de presentar ayer miércoles el proyecto de la campaña informativa al Gabinete, Paroubek se trasladó a París para apoyar la ratificación de la Constitución en una manifestación pública de los socialistas franceses, junto con el ex presidente de gobierno español, Felipe González, y el ex presidente portugués Mario Soares. Paroubek no teme las consecuencias de un eventual "no" de Francia a la Constitución Europea.

"Si los ciudadanos de países tan importantes como Francia, Alemania o Gran Bretaña no la aprueban, no pasaría nada, porque el referéndum se repetiría después de dos o tres años en otras circunstancias. Otra cosa es si dijera ´no´ un país de tamaño medio como la República Checa. En este caso quedaría fuera de la corriente principal, excluyéndose del proceso de decisión sobre la afluencia de dinero europeo".

Aún no se sabe si en la República Checa se decidirá sobre la adopción de la Constitución Europea en un referéndum o en el Parlamento. La campaña gubernamental se centra en su primera fase en informar. En caso de celebrarse el plebiscito, el Gabinete quiere empezar a convencer.

19-05-2005