Gobierno cubano liberó a Raúl Rivero, un símbolo de la disidencia

01-12-2004

El disidente Raúl Rivero, considerado todo un símbolo de la disidencia interna cubana, fue excarcelado este lunes por motivos de salud tras cumplir veinte meses de una condena de veinte años de prisión. El escritor y poeta declaró que seguirá escribiendo crónicas y luchando por la liberación de los presos políticos en la isla.

Raúl Rivero (Foto: CTK)Raúl Rivero (Foto: CTK) Raúl Rivero, de 59 años, fue liberado con una "licencia extrapenal", por un periodo indefinido, a causa de su estado de salud. Junto con otros 74 disidentes fue condenado a 20 años de prisión, en la primavera de 2003, bajo cargos de "conspirar con EE.UU., atentar contra la independencia del Estado y socavar los principios de la revolución".

La hispanista checa Anezska Charvatová, es la autora del epílogo de la traducción al checo del libro Pruebas de Contacto y especialista en la obra de Raúl Rivero.

"En 2003 fue detenido, y en un proceso fue condenado a 20 años de prisión por sus actividades contra el régimen, todas ligadas con su trabajo de periodista independiente".

Los años de crisis económica y social en Cuba, surgidos tras el derrumbe del bloque soviético, impactaron a Rivero de tal manera que empezó a distanciarse del proceso revolucionario cubano.

"En 1989 rompió con las instituciones oficiales cubanas, y en 1991 firmó la "Carta de los Intelectuales" conocida también como "Carta de los Diez", que fue un documento por medio del cual los intelectuales cubanos pidieron reformas económicas y apertura política".

Raúl Rivero fue galardonado este año con el premio UNESCO/Guillermo Cano de Libertad de prensa, y ha recibido infinidad de reconocimientos y premios internacionales, y es uno de los 12 periodistas hispanohablantes incluidos en la lista de los "50 héroes de la libertad de Prensa".

El ex presidente checo Václav Havel manifestó que se encontraba muy satisfecho por la excarcelación de Rivero "esto demuestra que en Cuba está sucediendo algo".

El embajador de la República Checa en EE.UU., Martin Palous, subrayó que "es muy positivo que alguien sea liberado de las prisiones de Fidel Castro, pero al mismo tiempo estamos preocupados por los otros que quedaron encarcelados. Nuestra posición hacia Cuba no ha cambiado".

01-12-2004