Gobierno declara estado de emergencia debido a inundaciones

03-04-2006

Miles de personas tuvieron que ser evacuadas debido a las inundaciones que afectan a la República Checa. Ante la gravedad de la situación el Gobierno declaró estado de emergencia en varias regiones del país.

Foto: CTKFoto: CTK El deshielo y las lluvias torrenciales han provocado inundaciones en la mayoría del territorio checo. Soldados y socorristas estaban preparados este fin de semana para evacuar hasta a unas 12 mil personas en regiones y ciudades como, por ejemplo, Olomouc, Znojmo y Ustí nad Labem.

La riada ha golpeado tan fuerte al país que el Gobierno optó por declarar estado de emergencia en siete regiones.

El primer ministro, Jiri Paroubek, explicó que la situación es muy seria, los ríos han crecido y se han desbordado inundando todo lo que han topado en su camino. "El peligro se mantiene ya que en las montañas todavía hay mucha nieve", subrayó Paroubek.

Aldeas y ciudades en el interior del país ofrecen un paisaje aterrador. Calles, casas, tiendas, escuelas, parques, automóviles todo se encuentra bajo el agua.

De izquierda: JIri Paroubek, Libor Ambrozek y Zdenek Skromach (Foto: CTK)De izquierda: JIri Paroubek, Libor Ambrozek y Zdenek Skromach (Foto: CTK) Los ciudadanos y expertos aseguran que en muchos lugares la situación es peor que la de las terribles inundaciones que afectaron al país en 2002, lo que pone de manifiesto que paliar las consecuencias resultará sumamente costoso.

El dique en la localidad de Horka nad Moravou debía proteger a la ciudad de Olomouc, pero la fuerza del agua fue tal que el dique cedió y las aguas inundaron por completo Cernovír y Chomutov, causando cuantiosos daños.

Las inundaciones se han cobrado ya siete vidas humanas, al tiempo que varias personas se encuentran en paradero desconocido.

El Gobierno checo ha tomado una serie de medidas para ayudar a los damnificados, y para paliar los daños aprobó un presupuesto extraordinario por más de 12 millones de euros.

03-04-2006