Gobierno pide moción de confianza al Parlamento

03-03-2003

La elección de Václav Klaus a la presidencia de la República representa una gran derrota para la socialdemocracia, la principal fuerza de la coalición gubernamental. Es por ello que el Gobierno decidió pedir una moción de confianza al Parlamento.

Václav Klaus, foto: CTKVáclav Klaus, foto: CTK Václav Klaus, el ex Primer Ministro, asestó un duro golpe a la socialdemocracia tras derrotar al candidato de la coalición gubernamental. Los cimientos del oficialismo se tambalean.

Para sondear la situación de su Administración el Primer Minsitro, Vladimir Spidla, anunció que solicitó una moción de confianza al Parlamento.

La lucha intestina de la socialdemocracia, protagonizada por su líder Vladimír Spidla y el antiguo Primer Ministro Milos Zeman ha sacudido los pilares del gobierno tricolor. Ya que varios legisladores socialdemocrátas no respaldaron al candidato propuesto por el oficialismo. Y todo parece indicar que las tormenta política que se avecina será muy dura de repeler.

Václav Klaus, foto: CTKVáclav Klaus, foto: CTK Entretanto, el presidente electo, Václav Klaus, afina detalles para su inauguración este viernes. Anunció cambios de personal en el Castillo de Praga, sede presidencial que ocupará en los próximos cinco años.

Cuando su antecesor Václav Havel llegó por vez primera al poder declaró una amnistía general que provocó opiniones encontradas entre la población y el espectro político. Václav Klaus el nuevo presidente checo, tiene una opinión muy diferente al respecto.

"Hablaré sobre el tema con el ministro de Justicia, pero ahora no pienso declarar nada semejante, creo que sería un error que alguien se haga ilusiones en este momento" dijo Klaus.

Tras la era Havel, que tardó trece años, podría empezar ahora la era Klaus, según aseguran algunos de sus seguidores más fieles, que no descartan la celebración de elecciónes anticipadas en caso de que el Parlamento aprueba una moción de censura contra el Gobierno.

03-03-2003