Grandes desproporciones salariales en la República Checa

07-10-2003

Dos tercios de los empleados en la República Checa no alcanzaron el año pasado ni siquiera el salario medio que asciende a unas 18 000 coronas, es decir, unos 600 euros. Ello se desprende de los datos publicados por la Oficina de Estadísticas Checa.

La desproporción salarial en la República Checa es cada vez más grande. Existe gran diferencia entre los sueldos de los jefes y sus subalternos y los salarios extremadamente altos de algunas profesiones, que hacen que el promedio salarial del país haya crecido. El jefe de la Oficina de Estadísticas Checa, Jan Fiser, además, sostuvo que sigue la tendencia de que las mujeres cobran por el mismo trabajo menos dinero que los hombres.

"Las mujeres, en comparación con los hombres trabajan por varias razones menos horas a la semana. Hacen menos horas extra y a menudo trabajan sólo a medio rendimiento. Además, las mujeres forman la mayor parte de los empleados en los sectores donde el salario está notablemente por debajo del promedio estatal", mencionó Jan Fiser.

Según explicó Ivo Makalous de la Oficina de Estadísticas Checa, las mujeres de la limpieza y las mucamas reciben en promedio el menor sueldo del país, unos 300 euros.

"Sin embargo, la verdad es que existe una gran oferta de mano de obra en cuanto a estas profesiones en la RCh y los sueldos menores no corresponden a la realidad".

Por otro lado, los gerentes de las empresas grandes son los que ganan más dinero. Su sueldo anual a veces sobrepasa el millón de coronas, es decir, unos 33 000 euros. Pero, según los expertos, sólo un centenar de personas cobran esa suma en la República Checa.

En la actualidad, quizá la empleada checa más satisfecha es la traductora al italiano en el Parlamento Europeo. Cobra unos 4 000 euros al mes, pero, paradójicamente, por no hacer nada, ya que esa institución aun no ha conseguido ampliar el número de cabinas de traducción para los nuevos miembros de la Unión Europea.

07-10-2003