Grupo de senadores checos quieren prohibir el comunismo

09-02-2005

Senadores checos proponen prohibir la propagación del comunismo. Para difundir la idea al público fue redactada una petición, llamada "Prohibamos a los comunistas".

Jaromír Stetina (Foto: CTK)Jaromír Stetina (Foto: CTK) Este martes fue presentada en una rueda de prensa y publicada en Internet la petición "Prohibamos a los comunistas". El objetivo de la petición lo explicó Jaromír Stetina, senador checo y uno de sus primeros firmantes:

"La petición exhorta a una cosa absolutamente concreta: que la propagación de los símbolos del comunismo y del nazismo sea un delito".

Aunque el nombre de la petición evoca la liquidación total de los comunistas, el propósito de los políticos no es tan contundente, según especificó el senador Jaromír Stetina:

"Hace falta decirles a los miembros del Partido Comunista que la petición no se dirige a ellos, sino al partido. Es un partido que abusa de la condición social de ellos. Es un partido, cuyos principios son mentira, partido que no puede cumplir lo que promete. Por lo tanto creo que la prohibición de la palabra "comunista" en el nombre del partido, ayudará a esa formación política a incorporarse en la vida política de la República Checa".

Desde la izquierda: Jaromir Stetina, Martin Mejstrik y Jan Urban (Foto: Martina Schneibergova)Desde la izquierda: Jaromir Stetina, Martin Mejstrik y Jan Urban (Foto: Martina Schneibergova) Los senadores se esforzarán en conseguir la aplicación de la ley hasta el 17 de noviembre del presente año. Los políticos signatarios de la petición esperan un apoyo más fuerte en el Senado checo que en el Parlamento, donde los comunistas disponen de un mayor número de votos. Jan Urban, periodista y miembro del comité que emitió la mencionada petición explicó su visión del apoyo público:

"Nos gustaría que nuestra iniciativa fuese respaldada por estudiantes y por trabajadores de los teatros, también deseamos que encuentre partidarios fuera de Praga. Para nosotros, organizadores de esa iniciativa, será una gran prueba si la situación que hemos observado tras recorrer todo el país, es tan propicia o no. Vamos a ver dentro de unos meses".

La mayor repercusión de la petición fue registrada hasta el presente en las filas de los artistas y políticos. El Partido Comunista de Bohemia y Moravia, a diferencia de los partidos comunistas de países vecinos, sin embargo, sigue rechazando cualquier cambio de nombre.

09-02-2005