Grupo teatral checo de visita en México

07-01-2005

El teatro praguense Archa, organizó este jueves una jornada de adoración de los Reyes Magos a la mexicana. En la fiesta los estudiantes checos de la Facultad de Teatro relataron sus experiencias tras su viaje por México. La fiesta fue precedida por la inauguración de una exposición de fotografías sobre la historia mexicana.

El teatro Archa organizó con motivo de la fiesta de Reyes Magos un programa a la mexicana. La noche comenzó con la inauguración de una exposición de fotografías de la historia mexicana denominada "Los Inicios del México contemporáneo". La propia fiesta, a la que asistió el embajador mexicano en la República Checa, comprendió la Adoración de los Reyes Magos según las tradiciones mexicanas, así como el relato del grupo de estudiantes checos de la Facultad del Teatro y sus amigos acerca de su estancia en México y sus experiencias. El evento también contempló la proyección de películas.

El grupo integrado por siete expedicionarios checos, principalmente los estudiantes de la Cátedra de teatro alternativo y de marionetas, estuvo seis semanas recorriendo México, desde la capital hasta el litoral mexicano. Fue el tercer viaje a ese país y con el mismo objetivo. Una de las participantes, Dora Krsková-Terrazas que pasó la mayoría del tiempo en la ciudad de Guadalajara, organizando talleres del teatro de títeres y de escenografía, destacó sus mayores impresiones de México:

"Me encantaron los colores de México, que están presentes en todo y en todas partes. También las dimensiones, sobre todo del paisaje, que son más grandes en comparación con la República Checa. Después de un tiempo, uno se siente tan compenetrado por esa grandeza que hasta tiene sensación de haber crecido y por ello está muy a gusto allí".

El grupo estudiantil presentó al público mexicano una pieza de teatro muy original denominada en checo "rakvickárna", que fue incluida también en el programa del evento.

"Se trata de un género clásico del teatro centroeuropeo de muñecas en el cual no importa la historia, pero en la escena tiene que aparecer por lo menos un ataúd y un cadáver. Debo decir que en México tuvimos mucho éxito, a pesar de que el teatro mexicano desconoce ese tipo de piezas teatrales", explicó al respecto Dora Krsková-Terrazas.

Gracias a las impresiones positivas de su estancia en México y al gran número de contactos y amigos en ese país, los teatristas checos han manifestado un enorme interés por volver. Según sostiene Dora Krsková-Terrazas, tampoco descartan la posibilidad de visitar otros países de Latinoamérica.

07-01-2005