Hace 25 años el río Danubio apagó la voz del cantante Jirí Schelinger

12-04-2006

Hace 25 años falleció uno de los cantantes checos más destacados, Jirí Schelinger, tras saltar de un puente en la capital eslovaca, Bratislava, ahogándose en las aguas del río Danubio. Su muerte sigue provocando muchas interrogantes.

Jirí Schelinger (Foto: CTK)Jirí Schelinger (Foto: CTK) La canción "La casa de las palomas" se convirtió quizá en uno de los mayores éxitos de Jirí Schelinger. Pero su lista de canciones es mucho más larga. El cantante, de singular voz ronca y melena a lo Brian Jones, de los Rolling Stones, cantaba tanto pop como blues y swing, y es considerado como uno de los pioneros del hard-rock en la República Checa.

El campo de acción de Schelinger fue muy amplio, a lo largo de los años setenta grabó desde dulces canciones amorosas, pasando por canciones de filmes televisivos, hasta el rock duro. Popularizó algunas famosas piezas rockeras del exterior, como por ejemplo, de Deep Purple, Status Quo y Black Sabbath, presentándolas con letras en checo. A principios de la octava década del siglo pasado, Schelinger estuvo en la plenitud de su arte y estaba preparando su nuevo disco "Terremoto", pero éste no se pudo terminar.

Su corazón latía al compás del rock. Y murió como un verdadero rockero. Se dice que Jirí Schelinger saltó al Danubio con un amigo suyo, intentando resolver de esa forma una disputa por una señorita. Mientras que el amigo sobrevivió, el cuerpo del cantante fue hallado en el río un mes más tarde. No obstante, los restos de Schelinger, que había cumplido los 30 años de edad, nunca han sido identificados debidamente.

Y ese hecho fomentaba los rumores de que el cantante vivía y que había huido de la entonces Checoslovaquia comunista. Según otra versión, Schelinger no saltó al río por su propia voluntad y surgieron especulaciones de que la policía secreta le había asesinado, ya que el régimen necesitaba desprenderse de esa popular personalidad que no cumplía con los ideales de una estrella socialista.

La verdad no será revelada probablemente nunca. Lo cierto es que el 13 de abril de 1981 la escena musical checa perdió a una de sus estrellas más peculiares.

12-04-2006