Havel, el imán que atraía a personalidades mundiales

05-10-2016

Desde presidentes y jefes de Gobierno de las potencias hasta líderes eclesiásticos, pasando por escritores y estrellas roqueras. Václav Havel atraía a las personalidades mundiales que no querían perderse la ocasión de reunirse con el ex disidente que llegó a ser presidente checoslovaco.

Papa Juan Pablo II, foto: BundesarchivPapa Juan Pablo II, foto: Bundesarchiv Desde que Václav Havel fuera nombrado presidente checoslovaco a fines del año 1989, Praga se convirtió en un destino muy concurrido por los personajes más célebres a nivel mundial.

Entre los primeros invitados de Havel figuró el Papa Juan Pablo II. El nuevo mandatario checoslovaco resumió en aquella ocasión el ambiente casi irreal de aquellos días.

“No sé si sé qué es un milagro. A pesar de ello me atrevo a decir que en este momento protagonizo uno. Soy un hombre, que hace apenas seis meses solía ser detenido por la Policía como enemigo del Estado, y hoy día, como presidente, da la bienvenida al primer Papa en la historia de la Iglesia católica que ha pisado la tierra de este país”, dijo.

Rolling Stones llegaron a Praga gracias a Havel

Rolling Stones, foto: Severino, CC BY 2.0Rolling Stones, foto: Severino, CC BY 2.0 Gracias a Havel, Praga vivió el concierto de los famosos Rolling Stones en 1990, poco después de la Revolución de Terciopelo. Los integrantes de la banda británica estaban fascinados por la historia del ex disidente anticomunista que pasó a ser presidente, de tal manera que modificaron sus planes e incluyeron la capital checa en su gira mundial de ese año.

‘Las piedras ruedan hacia Praga’. Con esas palabras en checo, Mick Jagger invitaba al concierto a sus fans centroeuropeos.

Los Rolling Stones se convirtieron en el primer grupo de rock de Occidente en llegar a Checoslovaquia.

“Entonces estaba muy orgulloso de que el señor Havel invitaba en 1990 a los Rolling Stones tocar en Praga. Al llegar cuando vi los carteles que decían: ‘Piedras ruedan adentro, tanques ruedan fuera’, sentí un gran orgullo por ser el primer grupo occidental en tocar en una Checoslovaquia realmente libre”, según recordó unos veinte años después de dicho concierto Mick Jagger.

Escritor por vocación, y político de profesión, el presidente Havel se reunió con numerosos artistas, como los escritores Arthur Miller y William Styron, los músicos Frank Zappa y Michael Jackson y la actriz Mia Farrow, entre muchos otros.

Como jefe de Estado, Havel vivió a tres presidentes de EE.UU.

Funeral de Václav Havel - Madeleine Albright, Bill Clinton, Hillary Clinton, foto: Filip Jandourek, ČRoFuneral de Václav Havel - Madeleine Albright, Bill Clinton, Hillary Clinton, foto: Filip Jandourek, ČRo Pero de título del cargo presidencial, el dramaturgo se reunía, sobre todo, con sus homólogos mundiales. Como jefe de Estado, Havel se entrevistó con tres presidentes de Estados Unidos diferentes.

George Bush llegó a Praga poco después del nombramiento de Havel en 1990. Cuatro años después el mandatario checo se reunió con su sucesor Bill Clinton, para reunirse en 2002 en Washington con George Bush junior, que hizo hincapié en el rol que Havel desempeñó en la historia.

“Señor presidente, usted es una persona excepcional que ayudó a cambiar el mundo. Yo y mi nación estamos orgullosos de poder llamar a la República Checa nuestra amiga”, resaltó Bush.

Havel se reunió durante su trayectoria presidencial con todos los políticos y líderes espirituales más importantes, desde el canciller alemán Helmut Kohl, la reina del Reino Unido Isabel II, el presidente ruso Boris Yeltsin, el ex presidente de Chile Patricio Aylwin, el ex presidente de Costa Rica Oscar Arias, la presidenta de Nicaragua Violeta Chamorro, hasta el Dalai lama.

Y siguió entrevistándose con los personajes más famosos hasta después de abandonar el cargo presidencial en 2003.

Seis años más tarde, recibió a Barack Obama, que llegó a Praga para asistir a la cumbre entre Estados Unidos y la Unión Europea.

En su discurso dado frente al Castillo de Praga, el presidente estadounidense recordó los cambios democráticos en Checoslovaquia, cuyo símbolo más visible era Václav Havel, destacado líder de la Revolución de Terciopelo, o sea ‘sametová revoluce’, según indicó Obama en checo.

05-10-2016