Hospital de Campaña checo se traslada a Basora

16-04-2003

El Parlamento dio luz verde al envío del Hospital de Campaña checo a Irak. A partir de este jueves los médicos militares checos empezarán a trasladarse a la ciudad de Basora, al sur de Irak.

Cyril Svoboda, Jaroslav Tvrdik, alexander Vondra, foto: CTKCyril Svoboda, Jaroslav Tvrdik, alexander Vondra, foto: CTK Después de intensos debates el Senado y la Cámara de Diputados aprobaron este martes el envío del VII Hospital de Campaña al Golfo Pérsico. A favor votaron los partidos de la coalición gubernamental y el oposicionista Partido Cívico Democrático, en contra se pronunciaron sólo los comunistas.

El Primer Ministro Vladimír Spidla saludó la decisión del Parlamento.

"Creo que los debates han demostrado claramente que en todo el espectro político hay consenso sobre el envío del hospital de campaña a Irak y es considerado como una reacción razonable y correcta a la situación", expresó Spidla.

Los médicos checos operarán en la ciudad de Basora, amenazada por una catástrofe humanitaria. Desde Kuwait a la zona fue enviado entretanto un grupo de especialistas de la unidad antiquímica checa para examinar el terreno antes de la llegada de los médicos.

El VII Hospital de Campaña checo, que dispone de 50 camas incluyendo una unidad de cuidados intensivos, es capaz de ofrecer tratamiento médico a hasta 160 pacientes al día, en situaciones extremas puede tratarse de hasta 300 personas. Los cinco equipos de cirujanos pueden realizar cada día entre 40 y 50 operaciones.

Los costes del traslado a Irak y del material sanitario para el VII Hospital de Campaña checo serán cubiertos por EE. UU. y organizaciones humanitarias internacionales.