Hospital de Campaña checo será enviado por ferrocarril hasta Afganistán

25-03-2002

Si el equipamiento médico militar checo no es trasladado a Kábul en los aviones británicos, el Ejército checo estima transportarle por vía férrea desde Praga hasta Uzbequistán y desde allí hasta Afganistán.

El Ejército checo sabe muy bien que transportar de este modo el Sexto Hostipatl de Campaña hasta Kábul es una de las alternativas más peligrosas. Pero los gastos por vía aérea serían tan enormes que considera esta segunda opción como la más viable.

El ministro de defensa checo, Jaroslav Tvrdík, informó que el Ejército prefiere la alternativa más barata. El material técnico sería transportado por vía férrea y en parte por carretera. Solamente el personal sería transportado por vía aérea.

Sin embargo, en la solicitud para aprobar la salida del contingente de 200 efectivos checos, que presentó el Gobierno hace algunos días al Parlamento, se constata que esta forma de tranpsorte es la más peligrosa.

Por su parte, los expertos concuerdan con que esta variante implica un alto riesgo, aunque es económicamente más ventajosa. El riesgo aumenta más en el territorio afgano, debido a que ese tramo que se efectuaría en vehículos no se encuentra plenamente controlado ni por las fuerzas internacionales ni por personal de ese país.

Además de las condiciones climáticas y geográficas, la mayor pesadilla está representada por las guerrillas y bandidos, pero "con un poco de buena suerte, podríamos proteger con eficiencia al convoy", señaló uno de los oficiales del Estado Mayor checo.

El ministro Tvrdík informó que la República Checa delibera con la parte rusa sobre el permiso de transporte a través de su territorio, así como con los británicos que ayudarían a los checos a cubrir una vía de 600 kms en Afganistán. "Las negociaciones son muy alentadoras," señaló el ministro.

25-03-2002