Iglesia Católica rechaza entregar la catedral de San Vito al Estado

07-03-2007

La Iglesia Católica se opone al veredicto del Tribunal Supremo y vacila con la entrega de la catedral de San Vito al Estado.

Cardenal checo, Miloslav VlkCardenal checo, Miloslav Vlk Representantes de la Iglesia y de la Administración del Castillo de Praga no llegaron a ningún acuerdo en cuanto a la fecha de la entrega de la catedral al Estado de acuerdo con la decisión del Tribunal Supremo.

El obispo, Václav Malý, explicó que el mobiliario interior pertenece a la Iglesia Católica.

"Este factor complica el proceso de la entrega. Además, la Iglesia Católica estudia varias posibilidades de cómo solucionar la situación como, por ejemplo, arrendar la catedral o administrarla junto con el Estado".

El cardenal checo, Miloslav Vlk, propone a su vez que la Iglesia se quede con el mobiliario y el Estado con el edificio. "Quedaría aclarar tan sólo las condiciones bajo las cuales la Iglesia haría uso del mobiliario", sostuvo Vlk, insinuando la posibilidad del arrendamiento de la catedral.

El primado de la Iglesia Católica sostuvo que en el veredicto del Tribunal Supremo no se menciona una fecha exacta en la que la Iglesia debería entregar la catedral. Señaló que el jurado ordenó un nuevo trámite de la causa. "Esto significa que el tribunal no había llegado aún a una decisión definitiva", afirmó el cardenal Vlk. Foto: CTKFoto: CTK

Por su parte, el portavoz del Tribunal Supremo, Petr Knötig, desmintió estas afirmaciones.

"El veredicto del Tribunal Supremo está claro y es obligatorio para las dos partes involucradas en el pleito. La Iglesia Católica debería entregar la catedral sin vacilaciones al Estado hasta que los tribunales lleguen a una nueva decisión".

El pleito entre el Estado y la Iglesia por la posesión de la catedral de San Vito, situada en el Castillo de Praga, se prolonga ya 17 años. Por decisión de los tribunales, el histórico monumento fue entregado en 2006 a la Iglesia Católica. No obstante, el veredicto fue anulado en febrero de 2007 por el Tribunal Supremo que ordenó un nuevo trámite de la causa.

07-03-2007