Inseguro futuro de la TV pública checa

07-11-2003

El futuro de la TV pública checa es inseguro. En caso de que el Parlamento no apruebe el aumento de las tarifas que pagan los abonados y que constituyen la mayor fuente de ingresos de la TV pública, ésta se verá obligada a reducir bruscamente la producción de nuevos programas.

En vista de la difícil situación financiera en la que se encuentra la Televisión pública checa, su director, Jirí Janecek, apeló al Parlamento para que aprobara el aumento de las tarifas pagadas por los abonados. Según un estudio realizado por la cadena pública, en la República Checa estas tarifas son unas de las más bajas de Europa. Mientras que en Dinamarca, por ejemplo, el ciudadano paga al año 284 euros en tarifas de televisión, en Austria 222 y en Polonia 40 euros, en la República Checa paga menos de 29 euros al año.

Teniendo presente que las deliberaciones sobre el tema en la Cámara Baja fueron aplazadas varias veces y que serán reabiertas recién a comienzos del próximo año, parece que a los diputados el asunto no les causa mayores preocupaciones. Debido a que impidieron también que la Televisión pública incluyera una mayor cantidad de publicidad en su programación para elevar sus ingresos, algunos círculos de la esfera cultural en el país consideran que los diputados se preocupan mucho más por las televisiones comerciales que por la cadena de servicio público.

Presionado por la situación surgida, el director de la Televisión pública, Jirí Janecek, optó por una brusca reducción de programas nuevos. De la pantalla desaparecerán algunos programas educativo-culturales cuya producción es muy costosa y también se limitará la producción de nuevos documentales. Se conservarán los programas para la infancia y la juventud y la programación para las minorías. En mayor medida se recurrirá a las reposiciones de películas y series televisivas.

Las anunciadas restricciones fueron criticadas por varios representantes del sector cultural checo, entre ellos la cineasta Helena Trestíková que intervino ante el Parlamento en defensa de la Televisión pública checa. Los intelectuales checos advirtieron que la orientación a proyectos baratos y de rápida producción en la Televisión pública podría significar el fin de un sector profesional edificado durante largos años.

07-11-2003