Inseguro futuro del primer ministro checo

07-03-2005

El primer ministro checo, Stanislav Gross y la dirección de la Socialdemocracia consideran superada la crisis del Gobierno. Estiman que para solucionar la situación fue suficiente que el primer ministro, Stanislav Gross, se disculpara el sábado pasado ante la nación por "haber provocado una crisis política con su postura inconsecuente frente a asuntos personales". La democracia cristiana y la oposición no obstante, no comparten el optimismo de los socialdemócratas.

Primer ministro, Stanislav Gross (Foto: CTK)Primer ministro, Stanislav Gross (Foto: CTK) "No quiero escuchar más la palabra crisis", dijo el primer ministro checo, Stanislav Gross, ante los periodistas, después de disculparse el sábado ante la nación y de haber conseguido el respaldo de la dirección de su Partido Socialdemócrata. Gross apuntó que si la democracia cristiana no está dispuesta a respetarlo como primer ministro y aceptar el fin de la crisis, tendrá que abandonar el Gobierno.

La democracia cristiana, uno de los partidos de la coalición gubernamental, sigue insistiendo en la dimisión de Stanislav Gross, aunque reiteró que se abstendría de comentar la situación hasta la celebración del congreso socialdemócrata dentro de dos semanas, respetando que la crisis es cuestión interna de ese partido. Jan Kasal, vice presidente de los demócrata cristianos se limitó a decir que su partido considera insuficiente la disculpa pública de Stanislav Gross.

"La disculpa de Gross fue dirigida a la opinión pública y depende de los ciudadanos, de los electores, si se conformarán con esa forma de solución de la crisis surgida. Personalmente no quiero comentarlo, insisto en que es un problema interno de la socialdemocracia checa".

El Partido Cívico Democrático, la mayor formación de oposición, sostiene que la inestabilidad política daña a la República Checa en el exterior, presentándola como un país poco fiable. Este domingo, Petr Necas, vice presidente del Partido Cívico Democrático, insistió en un programa de la televisión Prima que la única salida de la crisis es la celebración de elecciones anticipadas.

"En la historia del actual Gobierno de coalición se turnan regularmente períodos de normalidad con las crisis, debido a que es un gobierno incompetente que carece de concepción. Lo mejor para garantizar prosperidad a la República Checa sería la celebración de elecciones parlamentarias anticipadas", dijo Petr Necas.

El Partido Cívico Democrático baraja la posibilidad de proponerle a la Cámara Baja una moción de censura contra el Gobierno de coalición encabezado por Stanislav Gross.

07-03-2005