Jornadas Europeas del Patrimonio 2005

09-09-2005

Más de 40 mil actividades figuran en el programa de las Jornadas Europeas del Patrimonio que, tradicionalmente, se celebran a comienzos de septiembre. Este año toman parte en las Jornadas 48 países europeos, incluida la República Checa.

Proteger y propagar el patrimonio cultural, demostrando la diversidad de la cultura de las naciones del Viejo Continente, es el objetivo de las Jornadas Europeas del Patrimonio.

La República Checa fue uno de los primeros países de Europa del Este que a comienzos de los años noventa se adhirió a las Jornadas Europeas del Patrimonio, dijo Kveta Vitvarová, de la Asociación de Sedes Históricas de Bohemia, Moravia y Silesia. También este año, además de conciertos, funciones de teatro y exposiciones, los ciudadanos pueden visitar de forma totalmente gratuita varios lugares interesantes que, durante el resto del año permanecen cerradas al público. La semana pasada inauguró las Jornadas en la República Checa la ciudad de Chrudim, siendo seguida por otras ciudades del país, apuntó Kveta Vitvarová.

"Este viernes se abrieron al público más de mil recintos históricos, entre palacios, castillos, bibliotecas y museos en Praga. Entre los recintos que otras veces permanecen cerrados, mencionemos por ejemplo, el monumento nacional en el monte Vítkov, y el Salón Masaryk, que debe su nombre al primer presidente checoslovaco y se encuentra en la estación de trenes Masaryk, en Praga. Las Jornadas Europeas del Patrimonio tienen amplia repercusión entre la opinión pública, elevándose considerablemente durante la actividad el número de visitantes".

El significado de las Jornadas Europeas del Patrimonio en la propagación del legado cultural, resalta en especial en pueblos pequeños. En otras fechas éstos suelen ser visitados por un máximo de veinte turistas al día, mientras que durante las Jornadas acuden a los monumentos histórico-culturales locales más de mil personas a diario.

09-09-2005