José Carreras en Ostrava no defraudó las esperanzas

07-04-2004

El más sutil del trío estelar de tenores, José Carreras, se presentó este martes por tercera vez en la República Checa y por vez primera en un concierto individual. Acompañado por la Orquesta Filarmónica Janácek, inauguró solemnemente el reformado pabellón deportivo CEZ Arena de Ostrava. Junto al tenor español brilló la soprano coreana Mi-Hae Park.

José Carreras, foto: CTKJosé Carreras, foto: CTK "No puede ser", concluyó José Carreras el concierto en la CEZ Arena de Ostrava con un tema de la zarzuela ´La Tabernera del Puerto´ de Pablo Sorozábal. "Sí, puede ser", se dijeron satisfechos seguramente muchos de los casi 7 mil espectadores. Una sala deportiva puede convertirse en escenario de un concierto clásico de primera clase y Ostrava puede acoger a estrellas del panorama musical mundial.

Ello se debe en gran parte a la Orquesta Filarmónica Janácek de Ostrava, que colabora con José Carreras desde hace más de diez años. "Además hemos acompañado en otras ocasiones a figuras como Plácido Domingo o Montserrat Caballé", dijo el director de la orquesta, Jan Haliska.

"Cada uno tiene su propia cara. Es diferente escuchar al maestro Carreras o al maestro Domingo. Ambos son artistas del más alto nivel. Su expresividad es un poco diferente. En mi opinión, el maestro Domingo es más delicado, más tierno, pero el maestro Carreras tiene mucha fuerza y su voz y su dinámica alcanzan siempre el máximo".

El repertorio para el concierto de Ostrava fue elegido para atraer la atención del público más amplio. Así Carreras interpretó ´Vurria´ de Rendine o ´Musica prohibita´ de Gastaldon, y junto con la soprano coreana Mi-Hae Park, cantaron el dueto "Los labios callan" de la opereta ´Viuda alegre´ de Franz Lehár. Mi-Hae Park causó asombro con el ´Aria a la luna´, de la ópera Rusalka de Antonín Dvorák interpretada en checo.

Para asegurar la calidad del sonido, en el podio de tres niveles de un tamaño de 21 por 12 metros, fueron instalados 60 micrófonos para que cada sección de la orquesta se pudiera escuchar independientemente, y al mismo tiempo estuviera armonizada con los solistas.

El solemne concierto de inauguración de la CEZ Arena finalizó con un grandioso espectáculo de fuegos artificiales.

07-04-2004