Juan Carlos Roque: la evolución literaria de un hombre de radio

19-07-2019

Como ya les contamos en otros de nuestros espacios, recientemente recibimos la visita del periodista y profesional de la radio Juan Carlos Roque, quien además de hablarnos sobre su conexión con Radio Praga, nos explicó que en los últimos años había dedicado mucho tiempo a la escritura.

Juan Carlos Roque, foto: Enrique MolinaJuan Carlos Roque, foto: Enrique Molina Juan Carlos Roque es un profesional de la radio que ha dedicado toda su vida a este medio. Como nos contaba en la entrevista que les ofrecimos en Cita con los Oyentes, se aficionó desde adolescente a la radio de onda corta, donde conoció, entre otras, a Radio Praga. Aquí incluso pudo colaborar personalmente en los años 80 durante la finalización de su tesis de grado en periodismo.

Su vida quedaría ligada para siempre a la radio. En Cuba trabajó, por ejemplo, en Radio Rebelde. Pero en 1995 se fue a Holanda, concretamente a Hilversum, donde empezó a trabajar en Radio Nederland. Sin duda, su salto a Holanda dio comienzo a una etapa totalmente nueva de su vida, como explicaba en Radio Praga.

“Holanda me reportó a mí una experiencia, indudablemente, grande. Esta estancia haciendo radio desde Hilversum para América Latina y para España, fueron 18 años en los que transité por todas las formas de hacer radio. Y claro está, en una radio internacional se hace de todo, te conviertes en locutor, en presentador, en periodista, en reportero y sobre todo en realizador, que era mi fuerte, y sigue siendo mi fuerte porque a mí me gusta contar historias con sonidos. Hoy en día, el documental sonoro sigue siendo la motivación más importante para mí”.

Juan Carlos Roque, foto: Enrique MolinaJuan Carlos Roque, foto: Enrique Molina Pero en su visita también nos mostró una faceta de su vida que no conocíamos: la escritura. Desafortunadamente, Radio Nederland cesó sus emisiones en 2012, por lo que Juan Carlos Roque tuvo que repensar su manera de expresarse. Lo más importante para él era contar historias, y comprendió que la escritura era una gran forma de hacerlo, señaló.

“De manera fija trabajaba en Radio Nederland. Al desaparecer la radio, pues yo me reinventé en función de mis conocimientos y las posibilidades que tenía de seguir expresándome y seguir contando historias. Entonces me he dado a la tarea de escribir, y ya he publicado cinco libros”.

De sus cinco libros, el último salió este mismo año. Se llama “Entre habanos”, y pudimos escuchar en boca del propio Juan Carlos Roque sobre qué trata la trama de este libro.

“El último es “Entre habanos”, es una novela que transcurre en Cuba, en mi ciudad de origen, que es Güira de Melena. La historia transcurre en una tabaquería, donde los obreros que hacen los habanos son los personajes de mi novela, junto con el lector de la tabaquería, una figura que existe en Cuba desde hace más de 100 años. Y que es la persona encargada de leer las noticias de los periódicos, pero también leer literatura, y de la buena, literatura universal, para esos torcedores de tabaco. Entonces mientras ellos trabajan, escuchan al lector leyéndoles, por ejemplo, Cien años de soledad, de García Márquez, o leyendo Romeo y Julieta”.

La novela transcurre entre los años 1979 y 1984, y nos ofrece un retrato fiel de la Cuba de aquella época y el día a día de trabajadores sencillos, con sus alegrías y, por supuesto, con sus numerosas dificultades.

El autor se inspiró en su propia experiencia de juventud al pasar por delante de la fábrica de tabaco, según nos dijo.

“Desde que yo era joven pasaba por la tabaquería y desde la ventana veía cómo los trabajadores hacían los tabacos a mano, pero a la vez estaban escuchando al lector de la tabaquería”. Este último libro tiene algo de especial, y es que se trata de su primera novela, pues en los anteriores había experimentado con otros géneros.

Por ejemplo en su primer libro se basó en una serie de entrevistas que hizo para Radio Nederland siguiendo a los músicos del Buena Vista Social Club en los años 1999 y 2000. Dicho libro se tituló “Cómo Cuba puso a bailar al mundo: Veinte años del Buena Vista Social Club”, del que Juan Carlos nos contó un poco más.

“Anteriormente, el primer libro, es un libro de entrevistas. Cuenta las historias de vida de los integrantes del Buena Vista Social Club, que es una agrupación cubana de música que estuvo integrada por valiosos músicos cubanos que durante 20 años estuvieron viajando por el mundo llevando la música cubana a todos los rincones”.

Además de un homenaje a estos grandes músicos, con esta obra quería resaltar el gran papel que muchos músicos cubanos han tenido como divulgadores de la música de su país.

Más adelante, Juan Carlos se introdujo en una historia muy interesante y escribió “Cartas de una madre”, un libro que tiene su origen en una oyente cubana octogenaria que se puso en contacto con él cuando trabajaba en Radio Nederland, y con la que llegó a hablar por teléfono.

"He querido ir aprovechando las posibilidades que me da escribir. Porque en principio uno piensa que al ser un hombre de radio y contar historias con sonidos estás muy limitado. Pero al final te das cuenta de que es cambiar la manera de expresarte y probar, y entonces salen todas estas historias”.

Esta mujer tenía un hijo que había emigrado a Estados Unidos, al que durante 15 años le escribió una carta cada domingo contándole una crónica de lo que pasaba en la Cuba de los años 90.

Gracias a que Juan Carlos pudo conocer al hijo de esta señora, quien le dio permiso para leer las cartas, nació esta emotiva obra.

Y como en cada una de sus aventuras literarias, el tercer libro también supuso un cambio de estilo, en este caso de corte autobiográfico. En “Nunca me fui” el autor habla sobre sus vivencias en Cuba y Holanda, donde tienen gran importancia todos esos años dedicados a la radio.

Como se puede observar claramente, las historias de los libros de Juan Carlos siempre están conectados de alguna manera con la radio, su actividad predilecta.

Lo mismo sucedió con su penúltimo libro, “Lady Tabares: Amo mi soledad”. Aquí Juan Carlos Roque narra los pasos de Lady Tabares, que se hizo famosa por protagonizar la película “La vendedora de rosas” de Víctor Gaviria. El autor conoció a la protagonista en el Festival de Cine de San Sebastían, trabajando para Radio Nederland, y a partir de aquí estuvo 20 años siguiendo la agitada vida de esta joven y tuvo algunos encuentros donde pudo hablar personalmente con ella.

Una vez que Juan Carlos Roque descubrió el mundo de la creación literaria, sus deseos de experimentar le han llevado a ampliar su registro, como indica.

“Porque he querido ir aprovechando las posibilidades que me da escribir. Porque en principio uno piensa que al ser un hombre de radio y contar historias con sonidos estás muy limitado, en el sentido de que no crees que vas a lograr escribir libros, es algo que te planteas. Pero al final te das cuenta de que es cambiar la manera de expresarte y probar, y entonces salen todas estas historias”.

Y sus ganas de contar historias no han terminado, pues hay otras a las que les gustaría darles forma escrita. En estos momentos, tiene en mente otra novela, que en este caso está relacionada con la inmigración.

“Quiero escribir otra novela. La trama se va a desarrollar entre Cuba, Holanda y España, y tiene que ver con la migración. Historias de gente que ha emigrado, por ahí irá mi historia”.

Esperamos que Juan Carlos Roque siga inspirado en su faceta literaria y le deseamos mucho éxito con sus futuros libros. Y por supuesto, ojalá que dentro de unos años nos lo pueda contar de nuevo personalmente aquí en Radio Praga.

19-07-2019