Jubilarse con 65 años

07-09-2005

Partidos parlamentarios avanzaron en las negociaciones sobre la reforma del sistema de pensiones. Este martes acordaron que a partir del año 2027 los ciudadanos checos se jubilarán con 65 años.

El aumento de la edad de jubilación afectará a los checos que cumplen este año 43 años y menos. En establecer el límite a los 65 años a partir de 2027, tanto para hombres como para mujeres sin diferenciar, coincidieron el martes representantes del Partido Socialdemócrata, el democristiano Partido Popular, la Unión de la Libertad y el opositor Partido Cívico Democrático. En contra se pronunciaron sólo los comunistas.

En la actualidad la ley respectiva, aprobada aún por el Gobierno de Vladimír Spidla, estipula como la edad máxima de retiro por vejez la de 63 años. Hoy los checos se jubilan con 62 años. En el caso de las mujeres son 60 años, descontándose de esta edad un año por cada hijo, sin embargo, como máximo cuatro años. Cada mes la edad de jubilación se prolonga un poco. En 2013 este proceso debía pararse al alcanzar la edad de retiro los 63 años.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach visitó la casa de jubilados en la ciudad de Horovice (Foto: CTK)El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach visitó la casa de jubilados en la ciudad de Horovice (Foto: CTK) Debido a que aumenta el número de jubilados y nacen menos niños el sistema actual de pensiones podría colapsar en el futuro. Dentro de cincuenta años vivirán en la República Checa unos tres millones de jubilados mayores de 65 años. Hoy es apenas un millón y medio.

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Zdenek Skromach, que encabeza las negociaciones sobre la reforma de pensiones, desea subir el año próximo las pensiones e inversiones en nuevos servicios sociales para las personas de edad avanzada.

Por su parte, el líder del democristiano Partido Popular, Miroslav Kalousek, apoya que las pensiones superen el mínimo dado por la ley, sin embargo, este incremento debería ser cubierto exclusivamente de los gastos destinados en el presupuesto estatal al Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.

Las pensiones forman hoy en día la mayor parte del presupuesto del Estado y el Gobierno carece de recursos para aumentarlas conforme al crecimiento del nivel de vida en la República Checa. Pronto la pensión promedio podría ser inferior al límite del 40 por ciento del salario promedio bruto.

El acuerdo acerca de la reforma, alcanzado ayer por los partidos parlamentarios, propone además que para las pensiones se utilicen los ingresos adquiridos de la privatización y el dos por ciento que se descuenta de los salarios como seguro contra desempleo. El Estado también fomentará más ahorros individuales en los fondos de pensión y los seguros vitalicios. Las personas que contribuyan ahorrando para su pensión podrán descontar más de sus impuestos. Debería tratarse de hasta miles de coronas al mes.

Hasta el 20 de septiembre los partidos parlamentarios deben presentar un proyecto de cambios legislativos referentes a la reforma del sistema de pensiones que pueda entrar en vigor aún antes de las elecciones del próximo año. Antes de finales del mes dicho proyecto debe ser aprobado también por los presidentes de los cinco partidos.

07-09-2005