Jugadores del club Sparta de Praga atacados por hinchas

02-04-2002

Los hinchas del club de fútbol checo Sparta de Praga no fueron capaces de aceptar la derrota de su equipo y agredieron con piedras al autobús en el que viajaban los jugadores. El partido, cuyo resultado privó a Sparta del primer puesto en la liga nacional, por poco termina en tragedia.

El altercado se produjo en la autopista que lleva de la ciudad de Jablonec a Praga, cuando de repente ocho automóviles le bloquearon el camino. De ellos salió una treintena de hinchas que atacaron el autobús del Sparta con piedras y botellas. Éste, por suerte, estaba equipado con cristales irrompibles. Algunos de los vándalos hasta intentaron de penetrar por la fuerza en el autobús.

Entrenador del Sparta Jaroslav Hrebik, Foto: CTKEntrenador del Sparta Jaroslav Hrebik, Foto: CTK Según algunos testigos oculares, el incidente terminó con la misma rapidez con la que se originó. Después de varios minutos los hinchas enfurecidos desaparecieron. Ninguno de los jugadores de Sparta resultó herido, mientras que los daños causados se estiman en más de 3 mil euros.

La policía no acudió al lugar del incidente, hecho que sus personeros se negaron a comentar.

El capitán del Sparta, Jiri Novotný, comentó que fue como una secuencia de una película de acción y agregó que el incidente supuso para todos los jugadores un verdadero "shock". Según afirmó, los hinchas les insultaron y les amenazaron diciendo que, en caso de que no mejoren los resultados, continuarán actuando del mismo modo.

El director general del club, Miroslav Pelta, calificó el incidente de acto criminal. "La policía tiene que tomar medidas eficaces para prevenir casos como éste," insistió Pelta.

02-04-2002