Kvitová y Šafářová tropiezan al inicio del Masters

27-10-2015

Las dos tenistas checas que se han clasificado para el Masters cayeron en la jornada inaugural de la fase de grupos del torneo de Singapur. Mientras Lucie Šafářová no pudo con la española Garbiñe Muguruza, Petra Kvitová cayó ante la alemana Angelique Kerber.

Tanto Šafářová como Kvitová resbalaron de forma muy parecida en sus respectivos partidos inaugurales del Masters. Ambas regalaron fácilmente el primer set para dar una ardua batalla en el segundo, que al final tuvieron que ceder a sus contrincantes en el tie break.

El saque, la gran diferencia entre la checa y la española

Lucie Šafářová, foto: ČTKLucie Šafářová, foto: ČTKTras caer el primer parcial por 3-6, Šafářová vendió cara su derrota en el segundo parcial contra la española Muguraza, en el que le traicionó el saque, según se quejó la jugadora número nueve mundial.

Šafářová, que sigue recuperándose de la reciente hospitalización con un extraño virus, ha sufrido así su quinta derrota consecutiva.

“Creo que no he jugado mal. Sobre todo el segundo set ha sido excelente merced a ambas partes. Aunque yo podía haber sacado mejor, esa ha sido la gran diferencia entre nosotras. En los momentos cruciales, Garbiñe se apoyó en su gran saque, mientras que yo lograba acertar hasta en el segundo lo que le permitía someterme a presión. Tengo que seguir pensando positivamente, una día ya tengo que romper mi mala racha”, dijo.

Kvitová no tuvo fuerzas para el peloteo

Al igual que su compatriota, también otra checa Petra Kvitová entró de manera fatal en el partido contra Angelique Kerber.

La número cinco mundial pronto perdió el primer parcial por 2-6 y despabiló recién en la segunda manga, en la que desaprovechó dos bolas de set para perder al final el tie break por 3-7.

La checa carecía de la fuerza necesaria para imponerse en el peloteo, por lo que a veces reaccionó de manera precipitada, según reconoció.

“No fui capaz de aguantar los peloteos largos desde el punto de vista físico. Simplemente sabía que a ella no le importaría seguir jugando cien horas sin parar. Tanto más traté de arriesgarme. A veces salió, a veces no. Pero no podía seguir así hasta la infinidad”, indicó.

A la espera del partido mutuo

Petra Kvitová, foto: ČTKPetra Kvitová, foto: ČTKTras caer en el primer partido, las checas necesitan triunfar a toda costa en la segunda jornada para mantener la esperanza de pasar a la próxima fase. Lo cierto es que una de ellas lo logrará, ya que disputarán un choque mutuo este miércoles, a las ocho de la mañana, hora centroeuropea.

Kvitová aseguró que ambas lo darán todo en la pista.

“Este choque decidirá sobre el futuro de nosotras dos: o yo o ella. Así que ambas jugaremos como si se tratase del último partido y ya veremos cómo terminará”.

Kvitová saltará a la pista un poco más descansada, ya que su compañera está luchando además en el cuadro de dobles, junto a Bethanie Mattek-Sands. La pareja checo-estadounidense derrotó en el primer partido al dúo español Muguruza-Suárez, pero este martes no pudo con las hermanas taiwanesas Chan Hao-ching y Chan Yun-jan, ante las que cayeron por 2-6 y 2-6.

27-10-2015