La autopista D8 hasta Alemania es completada después de 32 años

19-12-2016

El último tramo de la autopista D8, que conecta Praga con Alemania en las cercanías de Dresde, ha sido inaugurado después de 32 años de espera. Esta última sección de 12 kilómetros tiene sin embargo un problema de estabilidad que ha llevado al cierre temporal de un carril.

La autopista D8, foto: ČTKLa autopista D8, foto: ČTK Dificultades geológicas, alternancia de ministros, inoperancias administrativas y juicios medioambientales han llevado a que el proyecto de la autopista D8 se alargara 32 años. Ahora el último tramo, que une las ciudades de Lovosice y Řehlovice a lo largo de 12 kilómetros, ha sido finalmente inaugurado.

La D8 mide ahora en total 94 kilómetros y comunica Praga con la frontera alemana del noroeste, donde se conecta con la autopista 17 en dirección a Dresde y Berlín. Según la empresa de autobuses RegioJet, el tiempo en carretera entre la capital checa y estas ciudades alemanas se ha reducido en entre 20 y 30 minutos.

Jan Kroupa, foto: ČT24Jan Kroupa, foto: ČT24 No obstante, la aparente maldición de la autopista se ha manifestado también en sus obras finales. Nada más abrirse al tráfico, un carril ha debido de ser inhabilitado a lo largo de dos kilómetros, explica el director de la Dirección General de Tráfico checa, Jan Kroupa.

“Hemos medido la resonancia, de forma relativamente intensa para lo rápido que estaban teniendo lugar las últimas obras. Y en el marco de unos 15 metros hemos registrado movimientos. No queremos que haya ningún tipo de peligro”.

La autopista D8, foto: Archivo del Ministerio de TransportesLa autopista D8, foto: Archivo del Ministerio de Transportes De acuerdo con la Dirección de Tráfico, se trata de un movimiento de milímetros en la base de uno de los puentes, y no supone ningún peligro para los automovilistas. De hecho este lunes el Gobierno debe decidir en base a la información proporcionada por el Ministerio de Transportes si las medidas preventivas deben continuar, intensificarse o ser canceladas.

Este último tramo de la D8 sortea los núcleos urbanos, de modo que estos no se verán tan afectados por el ruido y la contaminación, pero como todas las infraestructuras de este tipo, no deja de suponer una carga para muchos municipios. En este sentido desde el estado federal de Sajonia se espera que la D8 se complemente con una conexión ferroviaria de alta velocidad que se encargue del transporte de mercancías y alivie la autopista del paso de camiones.

Foto: Matijak, CC BY-SA 4.0Foto: Matijak, CC BY-SA 4.0 Por su parte la Administración de Transporte Ferroviario de la República Checa asegura que a partir del año 2030 se emprenderán diversos proyectos para establecer conexiones de alta velocidad entre Ústí y Dresde por un lado y Pilsen y Múnich por el otro. El proyecto hacia Dresde cuenta con un túnel de 26 kilómetros a través de los Montes Metálicos.

19-12-2016