La Cámara Baja discute aplazar el cobro de impuestos a las Iglesias

10-01-2019

Podría aplazarse hasta el año 2021 una propuesta del Partido Comunista para gravar las reparaciones económicas a las Iglesias, mientras que la idea inicial era que entrase en vigor en el 2020.

TheoRivierenlaan / Pixabay CC0TheoRivierenlaan / Pixabay CC0 El Partido Comunista de la República Checa dio el año pasado su apoyo al Gobierno en minoría del movimiento ANO y la Socialdemocracia a cambio de algunas condiciones. Uno de los puntos clave era la aprobación de una ley para cobrar impuestos a las reparaciones económicas a las Iglesias.

Jan Skopeček, foto: Noemi Fingerlandová, ČRoJan Skopeček, foto: Noemi Fingerlandová, ČRo Los impuestos deberían comenzar a cobrarse desde el año 2020, pero ahora la Comisión Presupuestaria de la Cámara Baja ha dado por buena una propuesta del Partido Cívico Democrático para retrasarlo un año, hasta el 1 de enero de 2021.

Tras la reunión en la Cámara de Diputados, los comunistas manifestaron su descontento con la propuesta y quieren conversar con el movimiento ANO para impedir este aplazamiento. Para el Partido Comunista, el cobro de estos impuestos es algo legítimo, como apuntó para la Radiodifusión Checa el diputado comunista Jiří Dolejš.

“Para nosotros, gravar parte de esas reparaciones económicas es un paso legítimo y adecuado”.

En el lado opuesto, los diputados contrarios a la introducción de los impuestos a las reparaciones económicas piensan que la medida es inconstitucional, y quieren dar tiempo al Tribunal Constitucional para evaluarla antes de que entre en vigor. Así lo explicó Jan Skopeček, del Partido Cívico Democrático.

“Creo que hay motivos para llevar esta ley ante el Tribunal Constitucional, no se puede intervenir en unos acuerdos válidos que las Iglesias han cerrado con el Estado“.

Mikuláš Ferjenčík, foto: archivo del Partido PirataMikuláš Ferjenčík, foto: archivo del Partido Pirata Por su parte, el Partido Pirata objeta otros inconvenientes relativos a la cantidad que el Estado debe pagar, como apunta el diputado Mikuláš Ferjenčík.

“Pensamos que otra manera de que esta ley pueda ser aprobada por el Tribunal Constitucional es que el Gobierno justifique de una manera creíble que esta suma era exageradamente alta y es necesario reducirla“.

Dentro de dos semanas, la Cámara Baja tendrá que discutir si finalmente se lleva a cabo el aplazamiento de un año de estos impuestos.

La ley sobre las reparaciones económicas, aprobada en 2013 como compensación por las propiedades confiscadas por los comunistas tras su llegada en 1948, incluye la devolución del 56% de las propiedades y el pago a plazos de 2300 millones de euros. Según el Partido Comunista, el Estado podría recuperar unos 445 millones de euros de esa suma mediante el cobro de impuestos.

10-01-2019