La cerveza Gambrinus cumple 150 años

25-06-2019

Hace justamente 150 años, el 25 de junio de 1869, surgió en la ciudad de Pilsen la fábrica de cerveza Gambrinus, conocida actualmente en el mundo entero.

Foto: Prazdroj PilsenFoto: Prazdroj Pilsen Unas 34 000 personas asistieron el pasado viernes y sábado a los festejos del 150 aniversario de la cerveza Gambrinus, que se efectuaron en la céntrica Plaza de la Libertad, en Pilsen. Como destacara entonces el alcalde de esta ciudad de Bohemia Occidental, Martin Baxa, “Pilsen y la cerveza son dos términos inseparables. Estoy orgulloso de que la cerveza Gambrinus sea un producto oriundo de esta ciudad, un símbolo con larga tradición de una labor honesta”.

Pavel Zítek, foto: archivo de GambrinusPavel Zítek, foto: archivo de Gambrinus A mediados del siglo XIX en Pilsen fue desarrollándose activamente la industria y había condiciones favorables para la empresa. En 1869 un grupo de grandes empresarios locales acordaron crear una fábrica de cerveza que denominaron ‘Primera Sociedad Anónima de Fábrica de Cerveza de Pilsen’, según contó a la Radiodifusión Checa Pavel Zítek, maestro cervecero y responsable comercial de la fábrica de cerveza Gambrinus.

”A su surgimiento contribuyeron las favorables condiciones en la sociedad y en el mercado. Fue la época del vapor, de la Revolución Técnica y se preparaba también la suspensión de la norma que prohibía la existencia de más de una fábrica de cerveza en la ciudad. Un grupo de empresarios de Pilsen, entre ellos Emil Škoda, propietario de la compañía de maquinaria Škoda, Adolf Hýra, uno de los propietarios de un molino a vapor, y el constructor Martin Stelzer, miembros entonces de la junta de dirección de la ya existente desde 1842 Fábrica de Cerveza Burguesa, la actual Plzeñský Prazdroj, decidieron construir su propia cervecería. Lo hicieron sin embargo antes de ser abolida la mencionada normativa, así que tuvieron que pagar una alta multa. Pero luego ya la fábrica comenzó a prosperar y registró un largo período de grandes éxitos”.

En 1907 probó esta cerveza también el emperador austro húngaro Francisco José I y quedó encantado. Los propietarios de la fábrica cambiaron entonces su nombre a Pilsner Kaiserquell, o sea ‘La fuente imperial de Pilsen’, pero después de la Primera Guerra Mundial su nombre cambió nuevamente, como apunta Pavel Zítek.

“Después de la Primera Guerra Mundial y el desmoronamiento del Imperio Austro Húngaro, los checos se negarían a tomar cerveza que les recordara a la Casa de los Habsburgo. El nombre de la fábrica fue cambiado nuevamente, pasando a llamarse Gambrinus”.

Foto: Pernak, CC BY-SA 3.0Foto: Pernak, CC BY-SA 3.0 Durante los 150 años de su existencia, Gambrinus tuvo períodos de éxito, pero pasó también por tiempos de crisis. Por ejemplo, en los años 30 del siglo XX, o a finales de la Segunda Guerra Mundial, cuando la fábrica fue bombardeada y gran parte de ella destruida. En 1946 vino la nacionalización y la posterior fusión de Gambrinus con Plzeñský Prazdroj. Hasta en 1990 la fábrica se independizó nuevamente y comenzó a escribir su nueva historia. Durante todos esos años no obstante, Gambrinus logró conservar la alta calidad de su cerveza.

Pavel Zítek, como buen patriota, sostuvo que tuvo la oportunidad de probar muchas cervezas en diferentes países pero que, desde su punto de vista, la cerveza checa como la Gambrinus, es la mejor del mundo.

”Considero que nuestra cerveza es la mejor, que la cerveza checa en general es la mejor del mundo. Competir con ella pueden únicamente las cervezas de Baviera y probablemente también las de Sajonia. Pero difícilmente otras más”.

La leyenda dice que la denominación Gambrinus deriva del nombre Jan Primus, un antepasado del emperador Carlos IV, que es considerado patrono de los maestros cerveceros y la cerveza. Es por ello supuestamente, que la marca Gambrinus cuenta con tanta popularidad y es apreciada a nivel mundial.

Actualmente el propietario de la fábrica Gambrinus de Pilsen es el grupo japonés Asahi. Los diferentes tipos de cerveza de esta marca se exportan de Chequia a 19 países, entre ellos Alemania, Austria, Estados Unidos, Corea e Israel.

En la República Checa pueden degustar Gambrinus en el 20% aproximadamente de todas las cervecerías y bares a lo largo y ancho del país. La actual producción anual de la fábrica es de más de 3 millones de hectolitros de cerveza.

25-06-2019