La cinematografía checa está en peligro

05-12-2003

La cinematografía checa está en peligro. A pesar de disfrutar de prestigio internacional, la cinematografía checa está herida de muerte, o al menos así lo aseguran los realizadores locales.

Presidente de la Academia cinematográfica checa, Petr Vachler y Presidente de Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, Jiri Bartoska, foto: CTKPresidente de la Academia cinematográfica checa, Petr Vachler y Presidente de Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, Jiri Bartoska, foto: CTK Directores, actores y guionistas checos altertan desde hace años que es necesario aprobar cuanto antes una nueva ley audiovisual que garantice mayor facilidad a la hora de otorgar recursos del Fondo Estatal para el desarrollo de la cinematografía.

El Fondo Estatal otorga anualmente más de dos millones de euros, para respaldar la cinematografía nacional, y de cada entrada de cine vendida, una corona se destina al fondo común.

Los cineastas checos advierten que a nivel europeo son los que menos apoyo reciben del Estado, y en la situación actual todo parece indicar que cada vez será más difícil rodar películas nacionales.

Los profesionales del cine checo sostienen que una buena inyección de dinero podría obtenerse en caso de se destine al Fondo cinematográfico el dos por ciento del valor de cada entrada al cine y de las ventas de copias en videos y DVD.

En la producción de películas checas participó activamente la Televisión Checa, no obstante, los recortes de presupuesto y la situación económica de la televisión pública en general, impedirán todo tipo de respaldo económico por parte de dicho ente a los cineastas checos.

Los realizadores sostienen que no piden subvenciones al Estado, pero exigen la creación de mecanismos flexibles, y de una ley competente, que les permita un mayor acceso a recursos que conduzcan al incremento de la producción de películas checas.

Y como si esto fuera poco, el Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, de renombre mundial, también verá reducido su presupuesto para la edición del año entrante. Lo que pone de manifiesto que la situación es grave y empeorará en caso de que el diálogo entre cineastas y el oficialismo no arroje una solución favorable para la cinematografia checa.

05-12-2003