La coalición gubernamental checa dio el primer paso hacia la reforma de finanzas públicas

12-05-2003

La coalición gubernamental checa alcanzó este domingo un consenso previo sobre la reforma de las finanzas públicas. Una de las modificaciones más importantes será, durante los próximos tres años, la reducción del impuesto de las personas jurídicas del actual 31 por ciento al 24 por ciento.

Gobierno checo, foto: CTKGobierno checo, foto: CTK Los expertos de los tres partidos gubernamentales, la Socialdemocracia, el democristiano Partido Popular y la Unión de la Libertad, coincidieron este domingo en varios cambios fundamentales del sistema fiscal y de pensiones. Entre los más notorios figuran el alza de los impuestos al consumidor y de la edad de jubilación, establecida en 63 años.

Según el ministro de Hacienda, Bohuslav Sobotka, el objetivo de la reforma de las finanzas públicas es claro, reducir el endeudamiento estatal.

"Los pasos a tomar son impopulares a corto plazo, pero muy importantes y útiles a largo plazo para la República Checa y para el nivel de vida de la mayoría de los ciudadanos checos. Son importantes sobre todo para la gente que en la actualidad no tiene trabajo o tiene bajos recursos, porque le dan una mayor esperanza y perspectiva para el futuro".

Sin embargo, la oposición sometió los planes gubernamentales a una dura crítica. Según Martin Kocourek, experto financiero del Partido Cívico Democrático, la estrategia tomada por el Gobierno es mala porque se basa solamente en una reducción de gastos.

"Opino que lo que el Gobierno debe hacer es incentivar a las empresas. Pero las medidas que propone en la reforma de las finanzas públicas más bien limitan la empresa y aumentan la carga fiscal. Es un callejón sin salida, así no se pueden resolver los problemas de los presupuestos públicos".

El consenso alcanzado el domingo por la coalición gubernamental no es definitivo. El acuerdo al respecto debería ser firmado el próximo día 18. Aún así, la reforma de las finanzas públicas debe ser aprobada por el Parlamento y allí el Gobierno no lo tendrá fácil.

12-05-2003