La corona checa sigue estando en buena forma

25-01-2018

La corona checa continúa con su fortalecimiento respecto al euro y al dólar, con lo que se mantiene la tendencia del último año.

Foto: Štěpánka BudkováFoto: Štěpánka Budková La moneda nacional checa ha experimentado un nuevo repunte en la última semana y se sitúa ya dentro del mercado de divisas a 20,7 coronas respecto al dolar y a 25,38 coronas respecto al euro. Según los pronósticos de la Asociación Bancaria Checa, el valor promedio de la corona frente al euro podría situarse en las 25,2 coronas en el presente año.

Aunque esto es una buena noticia para muchas personas, pues por ejemplo, frena el aumento del precio del combustible, el fortalecimiento de la corona también conlleva algunos riesgos. Es el caso de los checos que se dedican a la exportación o también la situación a la que puede enfrentarse el Banco Central. Para esta entidad bancaria nacional puede ser un problema debido a que tiene una gran reserva de divisas extranjeras, principalmente en euros y dolares, comentó a la Radiodifusión Checa el economista Štěpán Křeček, de la compañía BH Securities.

“Como esas reservas de divisa son, por supuesto, de monedas extranjeras, y la corona se fortalece frente a ellas, entonces al pasarlas a coronas pierden su valor“.

Para frenar esa subida, el Banco Central emitió una gran cantidad de dinero el año pasado. Es por eso que los inversores del mercado de divisas, con la expectativa del final de las intervenciones sobre la moneda checa, compraron un gran volumen de la divisa, ya que esperaban que eso produjese un nuevo fortalecimiento tal y como está ocurriendo. Es decir, todo este proceso se ve afectado por las políticas del Banco Central, como explicó el analista de Raiffeisebank, Milan Frydrych.

“No se produjo una salida masiva de los inversores, como se había supuesto, gracias a las rápidas intervenciones del Banco Nacional Checo en la política monetaria. Le transmitió a los inversores que valía la pena mantener la corona porque se fortalecerá notablemente durante el año gracias al aumento de la tasa de interés“.

Las previsiones para este año son positivas, pero la fuerza de la corona checa puede verse afectada por diversos factores, dijo Jan Bureš, economista de Patria Finance.

“El motivo principal son las crecientes tasas de interés. El Banco Nacional Checo es uno de los pocos a nivel europeo y mundial donde las tasas de interés van creciendo, y en ese caso, la corona es atractiva por ese motivo. Por otro lado, la sobreutilización de la corona representará un freno en el futuro”.

Desde el final de las intervenciones por parte del Banco Central, la corona checa ha experimentado una subida de alrededor del 6% de su valor frente al euro.

25-01-2018