La crisis continúa

02-03-2005

La crisis continúa. Las formaciones de la coalición gubernamental no han logrado consenso para superar la crisis política que les afecta. Mientras la socialdemocracia manifiesta su apoyo incondicional al primer ministro, la democracia cristiana pide su dimisión.

Primer ministro checo, Stanislav Gross (Foto: CTK) (Foto: CTK)Primer ministro checo, Stanislav Gross (Foto: CTK) (Foto: CTK) Una de las alternativas para poner fin a la crisis de la coalición es que el primer ministro y presidente en funciones de la socialdemocracia, Stanislav Gross, se disculpe públicamente.

Esa es una de las condiciones presentadas por los demócrata-cristianos para no exigir la dimisión del primer ministro, altos cargos socialdemócratas coinciden en que una disculpa pública podría salvar la coalición gubernamental, pero en las filas socialdemócratas todavía no hay consenso al respecto.

"El primer ministro tiene tiempo hasta el fin de semana para continuar las negociaciones, pero en caso de que no se logre un compromiso aplicaríamos los acuerdos de la semana pasada", dijo el presidente de la facción parlamentaria socialdemócrata, Michal Kraus.

Presidente de la facción parlamentaria socialdemócrata, Michal Kraus (Foto: CTK)Presidente de la facción parlamentaria socialdemócrata, Michal Kraus (Foto: CTK) Esto quiere decir que el primer ministro destituiría a los ministros democristianos y la socialdemocracia encabezaría un gobierno minoritario. Semejante alternativa no agrada al presidente de la república, Václav Klaus, que en tal caso se inclinaría por la propuesta presentada por el opositor Partido Cívico Democrático, del cual es presidente honorario, de convocar a elecciones generales anticipadas.

El gran duelo de esta crisis lo protagonizan el primer ministro Gross y el líder democristiano, Miroslav Kalousek, quien asegura que la coalición podría mantenerse, pero con otro primer ministro. La democracia cristiana está dispuesta a permanecer en el gobierno de coalición, pero sin el primer ministro.

La respuesta de la socialdemocracia es clara: en caso de que los democristianos insistan en la dimisión del primer ministro, la coalición no puede seguir existiendo como hasta el momento por lo que deberían abandonar el gobierno. Mientras que los analistas no coinciden en qué es mejor, si convocar a elecciones anticipadas o el respaldo de un gobierno minoritario.

02-03-2005