La escasez de plazas en los parvularios llega a ser un gran problema

03-05-2017

Los parvularios en Chequia están repletos y no pueden recibir a más niños para el próximo año escolar, que comenzará en septiembre. La situación afecta en especial a las madres con hijos de alrededor de dos años, que desearían volver a trabajar tras la maternidad, pero no pueden por la escasez de guarderías.

Foto: Vlastík Novák, ČRoFoto: Vlastík Novák, ČRo Los padres de niños en edades preescolares comenzaron a inscribir a sus hijos en los jardines de infancia a donde los pequeños comenzarían a asistir a partir de septiembre próximo. Las guarderías deben recibir en el nuevo año escolar a los menores que hasta el 31 de agosto hayan cumplido cinco años de edad, para ir preparando a estos niños a la asistencia escolar obligatoria, según lo estipula una nueva enmienda a la Ley de Educación.

Sin embargo, si algunos padres deciden brindarle a su hijo la educación preescolar necesaria de forma individual, pueden hacerlo, según indicó la ministra de Educación, Kateřina Valachová.

”En caso de que los padres, por motivos diversos, no quieran aprovechar los establecimientos de educación preescolar, de todas formas deben inscribir a su hijo de cinco años en un parvulario, pero a la vez pueden solicitar la posibilidad de educación individual”.

Kateřina Valachová, foto: Filip Jandourek, ČRoKateřina Valachová, foto: Filip Jandourek, ČRo En estos casos, no obstante, una vez cada tres meses los padres deben llevar a su hijo al parvulario, para que las educadoras profesionales puedan verificar si el menor tiene los conocimientos requeridos.

La asistencia preescolar obligatoria fue introducida por el Ministerio de Educación para ayudar a los niños de familias socialmente excluidas a prepararse paulatinamente para la asistencia escolar obligatoria.

Por otro lado, y en vista de la falta de guarderías en el país, esta medida limita las posibilidades de inscribir en el parvulario a los niños de dos años, cuyas madres desean volver a trabajar después de la maternidad. Lo confirmó entre otros, Pavel Urbášek, vice alcalde de la ciudad de Olomouc, en declaraciones para la Televisión Checa.

”La capacidad global de los parvularios en Olomouc es para 3.777 niños. En algunos establecimientos tenemos por ejemplo 50 solicitudes para 10 cupos. Para el próximo año escolar podemos recibir sin embargo como máximo a 1.031 niños nuevos”.

Foto: Tomáš Adamec, ČRoFoto: Tomáš Adamec, ČRo La falta de cupos en las guarderías se va convirtiendo en un serio problema social. Por un lado el Estado declara respaldar a las mujeres que quieran reincorporarse pronto al trabajo después de la maternidad pero por el otro no va creando las condiciones necesarias para que las madres puedan trabajar y tener asegurado el cuidado de su hijo pequeño.

En los establecimientos preescolares en Chequia hay actualmente unos 40.000 niños de dos años, pero a otros miles los cuidan sus abuelos, o van a guarderías privadas que son bastante caras, por lo que no son accesibles a todos. A ellos se suman otros miles de menores de tres años y más cuyos padres esperan que sean aceptados en una guardería.

Las inscripciones de nuevos niños en los parvularios estatales continuarán hasta el 16 de mayo. Hasta entonces los padres de los menores tienen la esperanza de que su hijo sea recibido en alguno de esos establecimientos. En caso contrario, después de esa fecha tendrán que buscar un establecimiento privado o pedirles a los abuelos que cuiden del pequeño, para poder ir a trabajar los dos.

03-05-2017