La herbolaria del Renacimiento en Praga

08-12-2017

Sanarse con las hierbas según viejas recetas familiares es habitual en muchas partes del mundo. El origen de estos recetarios naturales lo podemos rastrear tanto en los museos como en los palacios reales y universidades.

Fuente: Museo de Česká LípaFuente: Museo de Česká Lípa Al Museo de Artes Decorativas de Praga ha retornado uno de sus objetos desaparecidos de mayor valor: un herbario realizado por el médico y naturalista italiano Pietro Andrea Gregorio Mattioli (Siena, 1501-Trento, 1577).

La pieza, que data del siglo XVI, contiene grabados en madera de especies botánicas, siguiendo la vieja tradición herbolaria proveniente de la Edad Media en la que las plantas se dibujaban y acompañaban con una referencia a los usos medicinales de las mismas. Además, contiene representaciones de hierbas por el mero interés científico, pues muchas no tienen aplicaciones en el campo de la medicina. Es por ello que los científicos consideran el epistolario de Mattioli ("Epistolarium Medicinalium libri quinque") como una muestra impresa que expresa los cambios y tránsitos en los campos de conocimiento durante el Renacimiento.

La obra estuvo desaparecida desde el año 1991 y fue inesperadamente encontrada por la Policía durante la resolución de un caso delictivo relacionado con chantaje y fabricación de drogas. El libro de Mattioli fue hallado en la casa del sujeto demandado por los delitos mencionados. El portavoz de la Central Nacional contra el Crimen Organizado, Jaroslav Ibehej, ofreció algunos detalles a los medios.

"El hombre detenido afirma ante la Policía que compró la obra en una subasta a una persona desconocida. La obra le gustó y supuso que era de gran valor y que, por ende, podría revenderla y obtener una buena ganancia".

Pietro Andrea Gregorio Mattioli, el retrato de MorettoPietro Andrea Gregorio Mattioli, el retrato de Moretto El valor monetario del libro se calcula cerca de los 6000 euros. No obstante, su valor inmaterial no es finito y atraviesa muchas disciplinas.

En su época se trató más bien de un manual práctico, razón por la que fue rápidamente traducido del latín a otras lenguas. Lo aprovecharon no solo los practicantes de la medicina sino también los cocineros para la alquimia de los ingredientes; asímismo, fue recibido por un público letrado que lo interpretó como una narrativa ilustrada de las hierbas y árboles exóticos.

Pietro Andrea Gregorio Mattioli fue doctor egresado de la Universidad de Padua en 1523. Practicó su profesión de botánico en diversas ciudades, entre ellas Praga, donde se asentó entre los años 1554 y 1577. Aquí ejerció como médico personal de Fernando II, Archiduque de Austria en Praga. Aquí creó y publicó dos de sus obras bajo la histórica editorial checa de Jiří Melantrich de Aventino, traducidas al checo por Tomás Hájek de Hájek, uno de los personajes más preciados del Renacimiento checo quien, al igual que Mattioli era botánico y médico de emperadores.

08-12-2017