La integración de los extranjeros es tarea de toda la sociedad

18-11-2016

Europa es cada vez más cosmopolita. Una de las mayores tareas de los países europeos y sus habitantes debería ser por tanto ayudar a los extranjeros que se radican aquí a que se integren con mayor facilidad a las nuevas condiciones. Así fue destacado en un reciente encuentro sobre la integración de los extranjeros en Chequia, organizado por la Alcaldía de Praga 5.

Foto ilustrativa: Comisión EuropeaFoto ilustrativa: Comisión Europea Historias sobre la experiencia concreta, tanto positiva como negativa, de varios extranjeros, relacionadas con su llegada a la República Checa, donde decidieron radicarse. Esto y mucho más es lo que formó parte del programa de una mesa redonda dedicada a la integración de los extranjeros en este país, organizada por la Alcaldía del distrito de Praga 5. También se habló de la ayuda que brindan a los extranjeros el Estado checo y varias organizaciones ciudadanas, y de la postura de los checos frente al tema.

Una de las participantes en la actividad, Sanja Šarić, oriunda de Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, quien vive en Chequia desde hace 22 años, reconoció que los comienzos fueron bastante difíciles, pero que al hablar ahora sobre ‘su hogar’, ‘su casa’, lo identifica con este país.

“Al comienzo nos pasaban muchas cosas desagradables, nos parecía que la gente no nos veía con buenos ojos. Entonces éramos más sensibles, nos sentíamos perdidos, lejos de casa, y si alguien no era amable con nosotros, o nos decía que por qué no nos habíamos quedado en nuestro país, eso nos afectaba mucho. Nosotros no queríamos venir, nos vimos obligados a hacerlo. Actualmente todo es diferente, mucho ha cambiado y también nosotros hemos cambiado. Hay aquí más extranjeros y poco a poco nos integramos a esta sociedad. También los checos nos van conociendo mejor. Para mí mi hogar, mi casa, está ahora en Chequia, porque si una persona se siente bien en algún lugar, esa es su casa. El hogar lo llevamos dentro de nosotros”.

El Ministerio del Interior apoya proyectos de ayuda a extranjeros

El Ministerio del Interior checo promueve diversos proyectos para ayudar a los extranjeros a adaptarse en este país, pero considera que lo más importante es que éstos lleguen a formar parte de la sociedad checa, y que convivan con sus vecinos locales, según dijo a Radio Praga en el evento Helena Dluhošová, una de las funcionarias ministeriales encargada de esa agenda.

Helena Dluhošová, foto: ČT24Helena Dluhošová, foto: ČT24 “El concepto de integración de los extranjeros en la República Checa es muy detallado, siendo aplicado desde el año 2000. El Ministerio del Interior es quien coordina las actividades para con los extranjeros con los demás ministerios. Sin embargo, ponemos énfasis cada vez mayor y apoyamos las labores que en este sector realizan las organizaciones sin fines de lucro a nivel nacional y regional, así como a nivel distrital y en los pueblos. Nuestro objetivo es que los checos y los extranjeros no vivan unos al lado de los otros, sino de forma conjunta, que compartan sus alegrías, así como sus penas”.

La funcionaria considera importante asimismo el trabajo con los alumnos extranjeros en las escuelas, para facilitarles que se adapten. Y no menos significativos son los proyectos encaminados a que la sociedad mayoritaria, o sea los checos, conozcan mejor a los extranjeros que viven en Chequia, las costumbres de su país de origen, su cultura, historia.

El rol de las organizaciones no gubernamentales en la integración

En este plano contribuyen en gran medida las organizaciones no gubernamentales que se orientan al trabajo con los extranjeros, como Slovo 21, o el Centro de Integración Praga. Éstas organizan encuentros informales de extranjeros y checos, asistiendo a ellos tanto individuos como familias enteras.

Foto: Slovo 21, proyecto Familia vecinaFoto: Slovo 21, proyecto Familia vecina Ekaterina Romančenková, del Centro de Integración Praga, dijo en el encuentro que se han efectuado 49 actividades centradas en la integración de los extranjeros en la sociedad checa este año.

”Ayudamos a los extranjeros en Praga a independizarse, que conozcan sus derechos y sus obligaciones. Organizamos para ellos cursos de idioma checo, ya que la mayoría de los extranjeros afirma que uno de sus mayores problemas es la difícil comunicación y el consiguiente complicado acceso a la información. Contactamos a los extranjeros en restaurantes, cafeterías, mercados, bares y otros lugares públicos y esto ha dado buenos resultados. Las personas que hemos contactado les informan luego a sus amigos y conocidos que pueden dirigirse a nosotros. Les ayudamos con cuestiones de la vida cotidiana, así como con la documentación para el permiso de trabajo, el seguro de enfermedad y de residencia en la República Checa, y todo es de forma gratuita”.

Tal como se destacó en la mesa redonda celebrada recientemente en Praga 5, las personas no somos todas iguales, pero si deseamos convivir, debemos respetarnos mutuamente. Hay que tener más empatía, aceptar las diferencias que hay entre las personas de distintos países y culturas, y estar dispuestos y abiertos para poder conocernos mejor y así enriquecernos recíprocamente.

18-11-2016