La "Jungla de Indonesia" en el Jardín Zoológico de Praga

30-11-2004

La jungla de Indonesia, con su típica flora y fauna, puede conocerla a partir de este lunes cualquier ciudadano de la República Checa, sin tener que viajar miles de kilómetros. Basta con visitar el Jardín Zoológico de Praga, donde el lunes fue inaugurado un nuevo pabellón.

Inauguración de 'La Jungla de Indonesia' (Foto: CTK)Inauguración de 'La Jungla de Indonesia' (Foto: CTK) Al entrar en el nuevo pabellón del Zoológico de Praga, denominado "La Jungla de Indonesia", es como si uno de pronto se trasladara miles de kilómetros, al corazón de la selva indonesia. Al visitante le rodean plantas de los trópicos, entre las que revolotean hermosas mariposas y vuelan aves multicolores. De pronto se oyen chillidos y a unos pasos de distancia aparece un grupo de pequeños monos, saltando de una liana a otra. A un lado corre el agua de un arroyo y más allá se divisa una cascada.

"Este nuevo pabellón es una obra original desde el punto de vista arquitectónico, conceptual y artístico. En ningún otro jardín zoológico checo se puede ver algo semejante. "La Jungla de Indonesia" reproduce fielmente el auténtico ambiente de la selva tropical de Asia Sudoriental", afirma Petr Fejk, director del Jardín Zoológico de Praga.

'La Jungla de Indonesia' (Foto: CTK)'La Jungla de Indonesia' (Foto: CTK) El pabellón, que ocupa unos dos mil metros cuadrados, se asemeja a un enorme invernadero. El medio ambiente interno está controlado por ordenadores, manteniéndose una temperatura estable de unos 30 grados y una humedad de casi el 90 por ciento. Esta jungla praguense está habitada por unos 1500 animales y crecen en ella más de 1600 plantas, traídas a la República Checa de diversos rincones del mundo. Las lianas, por ejemplo, provienen de Costa Rica.

Los animales, a su vez, son todos realmente originarios de Indonesia, hallándose entre ellos diversas especies de aves, peces, tortugas y monos, como orangutanes y gibones. De singular valor es una pareja de varanos gigantes, obsequiados al Presidente checo, Václav Klaus, por su homólogo indonesio y trasladados a su nuevo hogar la semana pasada. Estos saurios que llegan a alcanzar hasta 3,5 metros de longitud, figuran entre las especies animales amenazadas de extinción.

El nuevo pabellón del Jardín Zoológico de Praga costó 180 millones de coronas, unos 6 millones de euros, y es la mayor jungla de Indonesia "trasladada" a Europa.

 

30-11-2004