La liberación del dirigente kurdo causa controversia

28-02-2018

El Tribunal Municipal de Praga ha puesto en libertad al político kurdo Salih Muslim, detenido en Chequia el pasado sábado por demanda internacional de Turquía.

Salih Muslim, foto: ČTKSalih Muslim, foto: ČTK Salih Muslim fue detenido por la Policía checa el pasado sábado siguiendo una demanda interpuesta por Turquía. Muslim es considerado uno de los líderes del Partido de la Unión Democrática, que representa los intereses de los kurdos en el norte de Siria y está vinculado al Partido de los Trabajadores de Kurdistán. Esta formación está prohibida en Turquia y el mismo Salih Muslim es uno de los críticos del actual Gobierno turco de Erdogan al que considera responsable de masacres de civiles en Siria.

Turquía demandó a la Interpol una orden de detención internacional. Muslim es acusado entre otras cosas de terrorismo y asesinato, comenta el embajador de Turquía en la República Checa, Ahmed Bigali.

''Salih Muslim es acusado de intervenir en la unidad e integridad del estado, de asesinato, intento de asesinato, daño a la propiedad ajena, transporte de materiales peligrosos y más''.

Tanto la Fiscalía cómo Turquía pidieron la prisión preventiva hasta que se decidiera la extradición. Antes del procedimiento judicial, el embajador turco resaltó el respeto a la independencia de los tribunales checos. Sin embargo, expresó su preocupación acerca de su hipotética liberación.

''Respetamos la independencia de los tribunales checos. Concedimos todos los documentos correspondientes al caso y no queremos intervenir en el procedimiento judicial. No obstante, el Gobierno turco y la población siguen el caso atentamente. Si el tribunal le libera, en mi opinión se tratará de un apoyo al terrorismo y eso va a perjudicar a las relaciones bilaterales''.

Sin embargo, el Tribunal Municipal de Praga decidió poner al político kurdo en libertad. La decisión del tribunal fue justificada con la promesa de Muslim de que participaría en el proceso y no trataría de escapar del país.

Foto: ČTKFoto: ČTK El Ministerio turco de Relaciones Exteriores informó al Gobierno checo sobre su desconformidad a través de una nota diplomática enviada por la embajada turca.

El Gobierno checo resaltó la independencia de los tribunales y procedió a medidas de precaución por posibles manifestaciones de la causa kurda frente a embajadas checas en el exterior. Sin embargo, el Ministro de Asuntos Exteriores en dimisión, Martin Stropnický, sostiene que no se han registrado incidentes graves.

''Suponíamos que podría haber manifestaciones enfrente de las embajadas checas. Por eso tomamos medidas de precaución en algunos países. Hasta ahora no hemos registrado ningún suceso dramático. Más bien se trata de personas que demuestran su apoyo a los kurdos de manera pacífica''.

La reacción de los kurdos en forma de manifestaciones pacíficas se produjo por ejemplo en Dinamarca, Suecia, Francia o Canadá. Los partidarios de los intereses kurdos se reunieron también frente al Ministerio de Interior en Praga. Las milicias kurdas son, junto con las fuerzas internacionales, de las que más contribuyeron a la derrota del Estado Islámico en el territorio de Siria. Sin embargo, el ejército kurdo es el blanco de las operaciones militares turcas, ya que por parte de Turquía, el Partido de los Trabajadores del Kurdistán es considerado una organización terrorista.

28-02-2018