La libertad es una de las prioridades de Bush

06-06-2007

Durante su visita a Praga, el presidente estadounidense, George Bush, prometió eliminar las visas para los ciudadanos checos y explicar a su homólogo ruso Vladimir Putin que la estación de radares en el territorio checo no amenazará a Rusia.

Presidente estadounidense, George W. Bush (Foto: CTK)Presidente estadounidense, George W. Bush (Foto: CTK) Durante su estancia de más de 20 horas en la República Checa, el presidente estadounidense, George Bush, prometió a los políticos checos hacer todo lo posible para que el Congreso de su país apruebe la eliminación de visados para los ciudadanos checos. El jefe de la Casa Blanca se comprometió además a explicar al presidente ruso, Vladimir Putin, que los planes de Washington de instalar en Europa Central parte de su escudo de defensa antimisil no amenazan a Rusia.

Durante su estancia en la capital checa, Bush pronunció un discurso en una conferencia internacional de activistas prodemocráticos, cuyo tema principal fue la libertad y la seguridad.

Bush calificó la libertad como una de las prioridades de su gobierno y como parte indispensable de cada sociedad.

"El arma más poderosa contra el terrorismo internacional no son los explosivos, sino la firme decisión de todos los países de defender la libertad, que representa el único camino hacia la justicia y la única manera de proteger y salvar a la humanidad".

George Bush apoyó en su discurso a los pueblos que viven bajo regímenes totalitarios en Cuba, Bielorrusia, Barma, Irán y Corea del Norte.

Foto: CTKFoto: CTK "Expreso mi apoyo a todos los que viven bajo regímenes autoritarios. El deber de todas las fuerzas democráticas internacionales consiste en apoyar a esos países en su esfuerzo por conseguir la democracia y la libertad. Las fuerzas prodemocráticas merecen todo nuestro respeto y ayuda".

George Bush criticó a Rusia por su postura hacia la democracia, señalando que ese país emprendió una serie de reformas encaminadas a mejorar la situación. "No obstante, las reformas se desrielaron y van por otro camino", subrayó el presidente estadounidense.

Por otra parte, Bush destacó que "finalizó la guerra fría". "Rusia no es nuestro enemigo", afirmó.

La visita del presidente Bush a Praga estuvo acompañada por varias manifestaciones contra el mandatario estadounidense, así como contra la planeada instalación en territorio checo de una estación de radares. Las protestas transcurrieron sin incidentes algunos.

Después de concluir su estancia en este país, George Bush, se trasladó a Alemania donde participará en la cumbre G8. Bush visitará posteriormente Polonia, Italia, el Vaticano, Albania y Bulgaria.

06-06-2007