La mayor orden checa va para un piloto de la batalla de Inglaterra

29-10-2015

El piloto militar Josef František, uno de los héroes de la batalla de Inglaterra de 1940, recibió a título póstumo la mayor distinción checa, la Orden del León Blanco. Con motivo de las celebraciones del 97º aniversario de la fundación de la Checoslovaquia independiente, el presidente checo, Miloš Zeman, condecoró a un total de 35 personas.

Josef František, foto: Public DomainJosef František, foto: Public Domain Historias de coraje y de trabajo. En estos dos grupos dividió el presidente checo, Miloš Zeman, a las personas condecoradas este miércoles con motivo de la fundación de Checoslovaquia en 1918.

Entre los valientes destacó Josef František, piloto checo que a bordo de un caza de la Real Fuerza Aérea derribó 17 aparatos alemanes en la batalla de Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial.

El militar falleció en un vuelo de vigilancia en octubre de 1940, a los 26 años de edad.

“Considero como un gran honor poder conceder la mayor distinción checa de la categoría militar a un piloto que murió tan joven a fines de la batalla por Inglaterra”, dijo Zeman.

František Kriegel, foto: ČT24František Kriegel, foto: ČT24 Entre los audaces condecorados sobresalió también František Kriegel. El político, fallecido en 1979, fue el único miembro de la delegación checa que rechazó firmar el Protocolo de Moscú, que justificaba la ocupación de Checoslovaquia por las tropas del Pacto de Varsovia en 1968.

Los asistentes al acto solemne dedicaron un aplauso sostenido a otro condecorado a título póstumo, el estudiante Petr Vejvoda que sucumbió a las heridas mortales sufridas al defender a una compañera de clase ante el ataque de una mujer trastornada.

Miloš Zeman y Bohdan Pomahač, foto: ČTKMiloš Zeman y Bohdan Pomahač, foto: ČTK Por otro lado, entre los galardonados por su gran labor figuraron, entre otros, el experto en trasplantes de cara Bohdan Pomahač, el violinista Pavel Šporcl y el Balón de Oro de 2003, Pavel Nedvěd, nombrado recientemente vicepresidente de la Juventus.

El día festivo no evitó manchas

Sin embargo, el acto solemne no evitó algunos puntos controvertidos. Entre las condecoradas figuró la actriz Jitka Frantová Pelikánová, cuyo nombramiento causó polémica por su supuesta colaboración con la Policía Secreta del régimen comunista checoslovaco.

Foto: ČTKFoto: ČTK El acto se vio alterado además por la ausencia de los rectores universitarios del país. Estos se opusieron a ir al Castillo de Praga para apoyar a dos colegas suyos, que el presidente rechazó invitar por discordias personales. El mandatario agradeció irónicamente a los rectores su ausencia por dejar más espacio para los familiares de los galardonados.

La condecoración de personalidades checas coronó toda una serie de actos conmemorativos que se efectuaron en todo el país a lo largo del 28 de octubre con motivo de la independencia de un Estado que dejó de existir en 1993.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK El presidente Zeman destacó que considera la fiesta de la independencia de Checoslovaquia más importante que el día de la separación de la República Checa y Eslovaquia.

“Con todo respeto hacia el 1 de enero de 1993, la fiesta del 28 de octubre de 1918 la considero más significativa, porque entonces fueron sentadas las bases de la independencia de los dos Estados actuales”, resaltó Zeman.

29-10-2015