La mayoría de los niños salvados por Nicholas Winton durante la Segunda Guerra Mundial viven probablemente en Sudamérica

01-03-2005

Sir Nicholas Winton salvó a 669 niños judíos de la muerte en las cámaras de gas nazis, trasladándolos en 1939 por tren desde Praga a Londres, donde fueron educados en familias británicas. El director eslovaco Matej Minác rodó sobre la acción de salvamento un documental, galardonado en 2002, en Nueva York, con el prestigioso premio internacional "Emmy Award" para el mejor documental extranjero.

"El Oscar Schindler británico", así llaman a Nicholas Winton. La historia del oficial nazi que salvó la vida de centenares de judíos se hizo famosa gracias a la película de Steven Spielberg. El destino de Winton es parecido, pero una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, el británico no habló de su hazaña y el mundo se olvidó de su acto heróico; conocido solamente por sus familiares.

En 1998, el director Matej Minác se enteró de esa historia y la situación cambió radicalmente. Después de que su documental titulado "Nicholas Winton - La fuerza humanitaria" conquistara el premio "Emmy Award", el señor Winton pasó a ser uno de los británicos más renombrados e incluso fue elevado por la reina al rango de caballero.

Niños salvados por Nicholas WintonNiños salvados por Nicholas Winton En la actualidad, se está realizando en la República Checa un proyecto educativo para estudiantes titulado "La lotería de la vida", que incluye la proyección de la película y la distribución de un libro homónimo, según indicó su autor Matej Minác.

"El proyecto surgió a solicitud de varios profesores que querían proyectar el documental en las escuelas y nos pedían más información sobre el destino de los niños salvados. Por ello publicamos el libro. El proyecto se desarrollará asimismo en otros países, en Alemania, Francia, EE.UU. y Austria y se está también tratando sobre la posibilidad de introducirlo en Israel".

 

Hasta hoy día se han registrado unas 250 personas salvadas por Nicholas Winton. Muchos de los niños no pudieron volver a Checoslovaquia después de la guerra y están dispersos por todo el mundo. Los estudiantes checos intentarán encontrarlos. Se supone que la mayoría de ellos vive actualmente en Sudamérica, resaltó Matej Minác.

"Debido a la situación existente después de la Segunda Guerra Mundial, todo parece indicar que muchas de esas personas viven en Sudamérica, porque EE.UU., Canadá y Australia siguieron desarrollando en el período posbélico su rigurosa política inmigratoria y sólo América Latina abrió las puertas tanto a los nazis como a sus víctimas".

La señora Símová, una de las niñas salvadas por Nicholas WintonLa señora Símová, una de las niñas salvadas por Nicholas Winton Se supone que unos 160 mil estudiantes checos participarán en el proyecto, viendo la película y hablando con algunos de los "niños salvados" que asisten a las tertulias, como por ejemplo, con la señora Símová, que después de la Segunda Guerra Mundial volvió a Praga, y tenía 11 años de edad cuando tuvo que abandonar la Checoslovaquia ocupada por las fuerzas hitlerianas.

"Era horrible, imagínese que un niño pequeño suba al tren y tenga que viajar hacia lo desconocido. Yo tuve más suerte que otros, porque mi tío vivía en Londres, así que no me encomendaron a una familia desconocida.".

Al rodar la película, Matej Minác encontró unas 60 personas salvadas por Nicholas Winton. Muchas de ellas posteriormente tuvieron la posibilidad de darle las gracias en persona por su proceder.

"Yo me enteré del señor Winton por unos amigos míos que habían visto la película en Londres. Y esa noticia se difundió rápidamente, ya que los niños que viajamos juntos en el tren siempre estuvimos en contacto".

Más información sobre la película y el proyecto la encontrarán en las páginas web: www.wintonfilm.com.

01-03-2005