La música navideña tiene una larga tradición en Praga

18-12-2002

La música y el cante siempre han sido parte inseparable de las fiestas navideñas y Praga siempre fue y sigue siendo el centro musical más importante de las tierras checas. En la capital checa nacieron muchos compositores que enriquecieron la tradición de la música navideña con preciosas piezas espirituales y eclesiásticas.

El origen de las canciones espirituales y de los villancicos se halla en la liturgia católica navideña formada desde el Medioevo. El villancico más antiguo checo, "Nació Jesucristo", se cantaba en el Reino de Bohemia de aquel entonces ya en el siglo trece.

El historiador del Museo de la Capital de Praga, Zdenek Míka, apunta que la música navideña vivió su mayor auge en el barroco y el clasicismo.

"Por aquél entonces se desempeñaba en Praga Frantisek Xaver Brixi, el compositor checo más ilustre del siglo XVIII. Pero había muchos más destacados directores de coros de iglesia, autores de pastorelas, ofertorios e incluso de misas enteras que se cantan hasta hoy en día. Y no podemos olvidar otro nombre, el de Adam Michna de Otradovice, cuya canción de cuna, "Quiero que se duerma", arraigó profundamente entre los villancicos checos".

Zdenek Míka es autor de la exposición "La Navidad en la Praga Antigua" organizada por el Museo de la Capital de Praga y abierta hasta el dos de enero.

"Los visitantes pueden ver en la exposición manuscritos de esos compositores barrocos checos, así como la única colección de canciones que se interpretaban durante el Adviento, las misas votivas a la Virgen María, editada en 1847".

En la exposición hay también instrumentos musicales que acompañaban el canto de coro en las iglesias durante la Navidad.

18-12-2002