La ONU aprueba una moderada resolución contra Cuba

18-04-2003

El Comité de Derechos Humanos de la ONU aprobó este jueves en Ginebra una moderada resolución de condena a Cuba, en la que no se mencionan las últimas represiones contra la oposición cubana al régimen. 24 países votaron en pro de la resolución, 20 en contra y nueve se abstuvieron.

Mientras que EE.UU. y Europa apoyaron la resolución, Venezuela fue el único país latinoamericano que se expresó en contra de la misma, junto con la mayoría de los países africanos y asiáticos. La resolución, propuesta por Uruguay, Perú y Nicaragua, se limita a exhortar a Cuba que dé su visto a bueno a la llegada de la representante personal para los derechos humanos de la ONU, Christine Chanet.

La Organización de las Naciones Unidas rechazó un anexo presentado por Costa Rica, que condena la última ola de represiones en la isla caribeña y que pide la liberación inmediata de los presos políticos.

El vicepresidente de la Unión de la Libertad, Ivan Pilip, que junto con el ex-líder estudiantil Jan Bubeník en 2001 fueron encarcelados en La Habana por tres semanas acusados de supuesto espionaje, comparó la votación de la ONU de este jueves al sufragio de esa institución con respecto a la crisis en el Golfo Pérsico.

Jan Bubeník e Ivan Pilip, foto: CTKJan Bubeník e Ivan Pilip, foto: CTK "En cuanto a Ginebra y a las Naciones Unidas, la combinación de los países que están ahora en la Comisión, claro influye en las resoluciones. Me da pena que no hayan aceptado una condena más fuerte hacia Cuba, porque lo que pasó en los últimos días merece una reacción seguramente más fuerte. El problema de la ONU es el que hemos visto en el caso de Irak. Esta organización está formada también por muchos países que no tienen una democracia fuerte y que tienen cierto entendimiento hacia regímenes como es el de Fidel Castro. Sin embargo, lo importante es que la mayoría del mundo democrático, del mundo libre, sostiene el caso de la oposición cubana y tiene una opinión mucho más fuerte que es la que adoptó la comisión en Ginebra".

El Comité de la ONU se negó a aprobar dos anexos propuestos por Cuba. En el primero la Habana pidió que se levantara el embargo impuesto por EE.UU. en 1962. En el segundo solicitó a un alto comisario para los derechos humanos, que evalúe las consecuencias negativas de los 'actos terroristas' cometidos por parte de Estados Unidos contra Cuba.

18-04-2003