La organización militar kurda, Unidades de Protección Popular, abrió una oficina en Praga

15-02-2016

La capital checa dio acogida a la sede de las Unidades de Protección Popular (YPG), el grupo armado del Comité Supremo del Kurdistán sirio. Se trata de un grupo militar que lucha contra el llamado Estado Islámico, y que desde Praga buscará ayuda y cooperación a nivel europeo.

Sheruan Hassan, foto: ČTSheruan Hassan, foto: ČT La República Checa es uno de los países aliados que apoya activamente a los que combaten al autodenominado Estado Islámico. Chequia ha enviado toneladas de municiones y armas a Irak y a las fuerzas kurdas, y últimamente también a Jordania para combatir a los grupos terroristas.

La representación no oficial de las Unidades de Protección Popular (YPG) en Praga se encargará de buscar respaldo político, ayuda material y militar para los kurdos sirios.

El jefe de la oficina, Sheruan Hassan, dijo a la Televisión Checa que la posición geográfica de Praga no había sido la única razón para abrir su representación europea.

“Las naciones kurda y checa tienen mucho en común. Nuestra historia es muy similar, tenemos experiencias muy parecidas“.

Sheruan Hassan, foto: ČTSheruan Hassan, foto: ČTSheruan Hassan, cursó estudios de diplomacia y es abogado, vivió durante muchos años en Holanda, según informó la Televisión Checa.

De acuerdo con Sheruan Hassan la ayuda de los europeos servirá para frenar el flujo migratorio. Aseguró que están en condiciones de lograr que muchas personas permanezcan en sus países de origen y desistan de viajar al Viejo Continente.

“La guerra que libramos contra el Estado Islámico, contra el grupo radical Frente Al-Nusra, no es únicamente nuestra, es una guerra de todo el mundo civilizado“.

En la República Checa la organización cuenta con ayuda de personas privadas, como es el caso de Lumír Němec antiguo miembro de las unidades especiales de la Policía Checa.

Lumír Němec, foto: ČTLumír Němec, foto: ČT Němec es instructor militar y participa en el entrenamiento de grupos de las Unidades de Protección. El año pasado dirigió cursillos directamente en el Kurdistán sirio.

“Se trata de voluntarios que luchan con éxito en el frente de batalla, pero necesitan el respaldo de alguna organización y principios tácticos elementales“.

Los kurdos representan la minoría étnica más grande del Medio Oriente y se estima que son entre 55 y 60 millones de personas repartidas en Turquía, Irán, Irak y Siria.

15-02-2016